Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Muere un hombre al caer del tejado de la cuadra que arreglaba en un pueblo de Gozón

El accidente se produjo al vencer la uralita de la instalación, en la localidad de Salines, en la parroquia de Bocines

Cartel a la entrada de la localidad de Salines, en la parroquia de Bocines. | María Fuentes

Un hombre de 65 años murió ayer por la tarde en la localidad gozoniega de Salines, en la parroquia de Bocines, al caer desde una altura de seis metros. Según pudo saber este periódico, estaba arreglando el tejado de la cuadra cuando venció la uralita.

La muerte se produjo pasadas las 18.30 horas. La presencia de la Policía Judicial de la Guardia Civil además de un equipo forense acudieron al lugar en el que el hombre había perdido para preparar el informe pertinente.

El levantamiento del cadáver se produjo pasadas las 20.30 horas y los restos mortales del hombre fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Oviedo donde se le realizó la autopsia pertinente.

Las muertes por precipitación desde la altura son muchos y frecuentemente están relacionados con accidentes laborales. La investigación se enfoca al estado en que se encontraba la uralita de la cuadra, que es el soporte de las tejas de la cuadra que estaba siendo rehabilitada por el hombre que finalmente perdió la vida.

Salines se encuentra en la parroquia de Bocines, muy cerca de Antromero, el límite de Gozón con el concejo de Carreño. Viven alrededor de medio centenar de personas y cuenta con 35 casas habitadas.

Compartir el artículo

stats