Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición, en bloque contra la subida del recibo del agua

Los grupos valoran la línea de contención propuesta para la mayoría de tasas, precios y tributos municipales para 2023

La alcaldesa, Mariví Monteserín, durante el último Pleno municipal. | M. V.

Los grupos políticos de Avilés se reunieron ayer con la concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, para debatir el borrador de ordenanzas fiscales propuesto por el gobierno local. El punto de fricción: el incremento de un 10,6 por ciento del servicio de suministro del agua. Para Cambia Avilés, en palabras de Sara Retuerto, "pensar en una subida así es un atraco a mano armada que afecta no solo a los avilesinos de a pie si no a hosteleros o empresarios". Del resto de ordenanzas, señaló, "todavía hay que estudiarlas".

La propuesta del gobierno local está condicionada por la actual coyuntura económica, determinada por la elevada inflación. Así, y pese a que la mayoría de tributos se mantienen sin variación, la actualización ordinaria de los precios públicos por el suministro de agua y alcantarillado será del 10,6%, dado que se establece en base al IPC interanual regional.

El pliego que rige la actividad de la Sociedad Mixta Aguas de Avilés recoge que, anualmente, ha de aplicarse a dichas tarifas el incremento correspondiente el IPC interanual regional que el Instituto Nacional de Estadística publique de cada año relativo al mes de agosto, y que en este caso es del 10,6%, por lo que será de aplicación en la tarifa para dar cumplimiento de lo expresamente establecido en el contrato.

En todo caso, la propuesta del gobierno pasa por una congelación de tasas, a la que sólo cabría exceptuar la ya citada actualización de los precios de públicos por el suministro de agua y alcantarillado. Por otro lado, el gobierno local propone asumir y no trasladar a la ciudadanía el incremento de la tasa de basura como consecuencia del nuevo impuesto que gravará, desde el 1 de enero de 2023, los residuos municipales mezclados que van al vertedero de Cogersa.

Ciudadanos condicionó ayer su apoyo a las ordenanzas fiscales a la inclusión de bonificaciones a familias numerosas y a disponer de más información sobre el impacto de la subida del agua. Desde el partido naranja se comparte la línea de contención general de la propuesta, que mantiene congelados la mayoría de tasas, precios y tributos municipales para el próximo año.

Pero quieren ir un poco más allá introduciendo nuevas bonificaciones para familias numerosas en las actividades extraescolares. De la subida del recibo del agua, dijeron: "Se trata de una subida muy dura y queremos saber el impacto que tendrá para familias y empresas en la difícil coyuntura económica en la que nos encontramos. Hace meses ya solicitamos información relativa a la tarifa del agua y a la situación de la empresa mixta Aguas de Avilés y todavía no nos la han trasladado, así que esperamos que lo hagan ahora".

En la misma línea analizó el borrador de ordenanzas el concejal no adscrito Javier Vidal: "Son asumibles, pero me preocupa la subida del recibo de suministro de agua y me preocupa la falta de transparencia en relación a este asunto", señaló. Demandó igualmente bonificaciones para familias numerosas para el acceso a actividades culturales o deportivas.

En nombre de Vox, Arancha Martínez Riola, sentenció: "Tras la reunión con la concejal de Hacienda podemos aceptar la congelación de la mayoría de las tasas e impuestos que se proponen en el borrador de ordenanzas; mención aparte merece la propuesta de incremento en la tasa del agua a más del 10%. Nos parece un escándalo que tras aportar dos millones de euros del remanente de los avilesinos para solventar la demanda de la empresa aún se plantee que los avilesinos sigan pagando el desastroso contrato".

Compartir el artículo

stats