Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Feminismo intergeneracional en el centro de mayores del Nodo: "Aún falta para estar igual que los hombres"

Usuarias, sanitarias, madres y alumnas de Bachillerato debaten sobre el avance social de la mujer

Mesa redonda, ayer, en el centro del ERA del Nodo, con Angélica Navarro, con bufanda, en el centro de la imagen. | MARA VILLAMUZA

Angélica Navarro tiene 74 años, es viuda y residente en el centro de personas mayores del Nodo desde hace unos meses. "No he podido elegir mi vida pero ahora sí, estoy donde me da la gana y ahora sí soy libre", reflexiona la septuagenaria ante preguntas de alumnado del Santo Ángel. Cosechó aplausos, muchos, en una jornada en la que seis mujeres, de diferentes edades, analizaron el papel de su género en la sociedad y los avances sociales de las últimas décadas además de ahondar en la importancia del feminismo para avanzar y construir un mundo sin discriminaciones y todo ello en la previa del día internacional contra la violencia machista.

La actividad organizada por el colegio Santo Ángel en colaboración con este centro del ERA motivó la presencia de 34 jóvenes de 4º de ESO mezclados entre el público con residentes, todo en armonía y en una jornada de reflexión, en la que las palabras de Navarro chocaban con las de Paula Álvarez, de 16 años y estudiante de Bachillerato, cuestiones de la edad y del avance social de las mujeres. La joven alumna defendió su "independencia" aunque reconoció haber sufrido episodios de discriminación pese a su corta vida.

La mesa contó con la participación de una enfermera (Natalia García), una madre de alumnos (Diana García), una maestra de Primaria (Rocío Menéndez) junto a la gerente del ERA, Ana Suárez, y la concejala de Servicios Sociales, Nuria Delmiro. El testimonio de Navarro, por edad, era diferente al del resto desde el primer minuto. Confesó que apenas tuvo oportunidad de ir a la escuela, que su momento de niñez más especial fue la Primera Comunión frente a los juegos de infancia que enfatizó el resto.

Asistentes a la mesa redonda, ayer, formada por alumnado del Santo Ángel y residentes del ERA del Nodo. | Mara Villamuza

Sobre el feminismo, la igualdad entre hombres y mujeres, destacó: "Las mujeres estamos mejor que antes, pero todavía falta mucho para estar igual que los hombres". Sobre la discriminación hacia las féminas, otra pregunta realizada por el alumnado, indicó que la sufrió "muchas veces" y cuestionó que siga dándose a día de hoy pese a la evolución social.

Las ponentes pusieron sobre la mesa la violencia económica sufrida por las mujeres al tiempo de la física y verbal y que la "discriminación siempre existió aunque no éramos conscientes, por cuestiones derivadas de una sociedad patriarcal". La más joven, Paula Álvarez, defendió que "el movimiento feminista es necesario y que siga adelante" además de relatar que sus condiciones socioeconómicas y familiares le han permitido crecer y formarse como una adolescente "independiente" que "rechaza la invisibilidad de las mujeres" que podrían ser referentes a lo largo de la historia y veló por la importancia de formación y la información para encarar el futuro.

Precisamente de ese asunto habló Angélica Navarro en su último turno de intervención. Pidió a los jóvenes que fueran "buenos" y que continuaran por la senda de la vida "siguiendo buenos ejemplos". Apeló también a su formación porque consideró que "es importante que estudien para ser grandes personas". Porque de esa "bondad" parte el respeto.

Compartir el artículo

stats