Aumentan las mujeres que solicitan ayuda por su adicción al alcohol y psicofármacos

La mayoría de féminas sufre violencia machista cuando acude a Amigos contra la Droga, que registra un incremento de usuarios a tratamiento

Drogas

Drogas

Marián Martínez

Marián Martínez

Amigos contra la Droga de Avilés mantiene el ritmo ascendente de casos que atiende, no porque aumente el consumo de sustancias, sino porque son más las personas que deciden buscar ayuda. "Una buena noticia", aseguran desde la asociación. Especialmente en el caso de las mujeres, que llegan con problemas relacionados fundamentalmente con el alcohol y psicofármacos. La mayoría de ellas son víctimas de violencia machista, y por la trascendencia que tiene que hayan decidido dar el paso, se ha incluido por primera vez de manera específica en la memoria anual. Es una manera de intentar atraer a otras mujeres con la misma problemática.

La asociación nació en 1989 y en 1991 inició los proyectos de intervención como centro de día. Solo dos años después se consolidó, y a día de hoy es una referencia para la ayuda al tratamiento de adicciones en todo el Principado, con una oferta adaptada a las necesidades de quienes acuden en busca de ayuda. Y cada año son más las personas que se atreven, sin distinción de edad ni de género.

La memoria correspondiente a 2022 recoge la atención con tratamiento a 119 personas, la cifra más elevada desde su creación. Igualmente, se atendieron a 232 personas más, a las que se les dio asesoramiento bien presencial e incluso telefónico. La clave es que todas las personas puedan acceder al recurso y recibir atención.

El origen del incremento de personas que acuden a Amigos contra la Droga de Avilés (ACDA) se encuentra en la pandemia, que según los expertos provocó un "boom" de consumo de sustancias, legales e ilegales. Una situación que en muchos casos está ligada al sufrimiento de problemas mentales. Y en el caso de las mujeres, también a la violencia machista.

El centro de tratamiento para las adicciones de Amigos contra la Droga de Avilés atendió el año pasado a 24 mujeres, de las que 21 habían sufrido violencia de género. El maltrato psicológico es común, pero también las hay que lo han sufrido físico y sexual.

Radiografía de las personas en tratamiento

Radiografía de las personas en tratamiento

Los expertos explican que un número importante de mujeres maltratadas utiliza drogas para soportar la violencia en la que están inmersas. Básicamente alcohol y psicofármacos, como ansiolíticos, antidepresivos, y pastillas para dormir. Todas son drogas legales.

También es cierto, indican, que se puede dar algún caso en que las mujeres sean adictas al consumo de sustancias, lo que las hace más vulnerables y es más fácil que acaben sufriendo algún tipo de maltrato.Tradicionalmente, la persona que sufría una adicción era estigmatizada, pero esta situación se acrecentaba en el caso de las mujeres. De ahí que se ocultaran y no pidieran ayuda. Esta situación está empezando a cambiar, y de ahí que el incremento del número de mujeres que acude al centro de tratamiento de adicciones aumente, lo que es un dato positivo.

No hay un perfil determinado de quien consume sustancias estupefacientes, porque no tiene que ver ni con el nivel socieconómico, ni educativo. Lo que sí se mantiene es la edad media en el inicio del consumo: la adolescencia, los 15 años. El cannabis y el alcohol lideran la lista. La media de edad de las personas que acude a recibir tratamiento es de 38 años, y el 70% consumía más de una sustancia al iniciar el proceso, normalmente cocaína y alcohol.

Quienes acuden al centro de tratamiento de adicciones de Amigos contra las Drogas suele presentar depresión, ansiedad y problemas de salud mental y algunos también de tipo psiquiátrico. La estadística revela que su percepción sobre la mejora de la calidad de vida una vez finalizado el programa se incrementa significativamente, pasando del 60 al 82%. La clave está en buscar ayuda.