La Santina entra en el belén de Versalles

Vecinas del barrio avilesino recrean el misterio de la Navidad en Los Canapés, que este año se incluirá en la ruta comarcal

El belén de Manoli Fernández, vecina del barrio avilesino de Versalles, es ya el belén de todos. Después de estrenarlo el año pasado en el centro cultural de Los Canapés, estas Navidades, el nacimiento típicamente asturiano no podía faltar. Innumerables horas colocando cada figura, 15 días de trabajo y las manos y dedicación de Fernández, Paqui Luces y Susana Miranda dieron como resultado una creación a la que no le falta detalle. Desde la Santina de Covadonga hasta seres de la mitología asturiana como la xana, el busgosu, el nuberu o el diañu, sin olvidar la "folixa" presidiendo al parte central de la escena. "Siendo miembros de Comver (la comisión de festejos del barrio), la verbena no podía faltar", cuenta Manoli Fernández.

Este belén es el que durante 20 años engalanó la casa de Fernández y tras dos décadas decorando su vivienda decidió darlo a conocer al barrio y compartirlo con los vecinos y curiosos que se acercan a Los Canapés. Una pieza de 4, 40 de largo por 90 centímetros de ancho que no para de recibir piropos. "Es muy bonito", se oye comentar por los pasillos del centro cultural.

Un circuito de agua cerrado para reproducir el Sella con sus piraguas y 13 regletas para iluminar la obra son parte de la magia que oculta un belén al que no le falta ni la fauna autóctona con osos, lobos y urogallos o la orografía del paisaje dominada por la montaña. Sin duda, la parte más complicada de replicar. "Están hechas con papel y debajo lleva alzas de madera para crear los volúmenes", explica Fernández sobre la decoración.

Tejedoras, cesteras, herreros, carpinteros y ceramistas copan la escena, muchos de los personajes hechos por ella misma. Sin embargo, nada reconforta más que el trabajo en equipo. "Lleva tiempo y trabajo porque hay que tener en cuenta muchos detalles, se van presentando inconvenientes y tienes que ir resolviendo sobre la marcha", añade Paqui Luces, una de las que vecinas que ya participó en el montaje del año pasado y que no se lo pensó dos veces para repetir esta Navidad.

En Comver están orgullosos de contar entre sus filas con socias tan implicadas en la vida del barrio y no dudan en presumir de ello. "Los vecinos iban a casa de Manoli a ver el belén. Un nacimiento tan grande y con tanta aceptación que había que darlo a conocer", indica Aida Vázquez, presidenta de la comisión de fiestas. "Tras la buena acogida del año pasado, esta vez tocaba dar un paso más e incluir la creación en la ruta de belenes impulsada por el Ayuntamiento de Avilés. "Nos hace mucha ilusión que el belén del barrio pueda conocerlo todo el mundo", dice Vázquez.

Y es que todo el que quiera imaginar cómo habría sido el clásico belén si la historia hubiera estado ambientada en Asturias podrá visitarlo hasta el próximo 7 de enero en Los Canapés en el horario de apertura del centro.