Manolo Sánchez Murias, entrenador del Avilés: "Estoy contento, pero quiero más de mi equipo"

"Costó demasiado, quizá ha sido demasiado sufrimiento, pero el objetivo está cumplido", reconoció el técnico gijonés

Manolo Sánchez Murias

Manolo Sánchez Murias / Mara Villamuza

Noé Menéndez

Noé Menéndez

Manolo Sánchez Murias, entrenador del Avilés, mostró su satisfacción por la primera victoria en el Suárez Puerta del Avilés, aunque reconoció que no se va a casa con las mejores sensaciones.

Primera victoria en casa. "Costó demasiado, quizá ha sido demasiado sufrimiento. El objetivo está cumplido, que era conseguir una victoria, pero con demasiadas sensaciones que hay que ir asimilando. Estamos contentos porque necesitábamos tres puntos y los hemos conseguido, porque hemos sabido sufrir y hemos conseguido la victoria. Es momento para sacar las mejores conclusiones posibles de un partido en el que creo que no hemos estado nada bien y que nos ha costado mucho".

El Arandina, mejor en la segunda mitad. "Cuando aparecen ciertas dudas es difícil. Hemos hecho lo más difícil, que es ponernos con 2-0, pero después llega muy pronto la jugada del penalti. A partir ahí entran las dudas, si defender o no, si ir más arriba o quedarnos atrás... No estuvimos a gusto en el campo y sufrimos. El Arandina estuvo mejor que nosotros".

Los dos pivotes, con amarilla. "Nos ha costado. En el medio nosotros teníamos dos jugadores con tarjeta y ellos tenían tres sin amarilla. Pedíamos al mediapunta que nos ayudará, pero por fuera también estábamos muy lejos. Nos costó tener un cierto control en un momento en el que ellos se volcaron. Si hubiésemos conectado dos o tres pasos hubiésemos podido pillarles. No fuimos capaces, nos costó mucho".

Triunfo, pero con sensaciones agridulces. "Estoy contento. Hemos ganado tres puntos, el objetivo es ganar, pero un entrenador tiene que ver a través de lo que uno ha hecho para ganar y, lógicamente, quiero más. Las victorias van a llegar cuando hacemos méritos, cuando el equipo tiene un tono al que creo que nos vamos a ir acercando. Estos partidos te ayudan a eso, porque todos los encuentros cuesta mucho ganarnos. Lo hemos sacado adelante con esfuerzo, sufriendo mucho. Tenemos que tener solvencia para sacar los partidos en casa porque un equipo, si quiere conseguir sus objetivos, tiene que hacerse fuerte en casa. Hay que tener mejores sensaciones".

El Arandina, sorprendente. "Uno de sus fuertes es la decisión con la que penetran por fuera. Me ha sorprendido que fuesen tan físico".

Quitarse una losa de encima. "Todo tiene que ser una válvula de escape. Desde la victoria todo es más sencillo. Exigir cuando vienes de no lograr resultados positivos parece que cuesta un poquito más, pero hay que aprovechar la victoria para destacar a esos jugadores que se acercan al área. Poco a poco hay que ir aproximándose a esa mejor versión. Hoy me gusta que haya habido goles y que jugadores ofensivos como Davo Fernández y Natalio hayan visto puerta, llegando a área desde atrás, como hemos trabajado".

El ambiente del vestuario. "Están contentos y con esa sensación de quitarnos un peso de encima. El vestuario sufre en estas situaciones, no es sencillo jugar así, y en ese aspecto hay satisfacción. Necesitamos esa vitamina que te dan las victorias. Desde que llegué todo lo que te puedo decir es positivo de ellos, curran, hay unión y buen ambiente..."

Dos nombres propios, Jorge y Jesús del Amo. "Teníamos una baja en el pivote y Jorge sabe tener el balón. Sabe dar pausa, y esos jugadores en el centro del campo ayudan. Lógicamente Jorge es un jugador de características más ofensivas y ese vigor le hace que le cueste un poco más a la hora de parar al jugador rival, pero tiene argumentos y experiencia. Con Jesús del Amo quisimos jugar con las características de los jugadores que tenemos. Tiene un perfil más defensivo y a veces tenemos que jugar con los diferentes perfiles que tenemos. Es obligación nuestra saber jugar con ello".

Natalio. "Estoy contento por el equipo. A nivel individual estoy contento con los jugadores que han visto puerta y, en el caso de Natalio, que ha dado una asistencia, más. Los jugadores necesitan sentirse vivos en ese aspecto".

El próximo rival, el Covadonga. "Tenemos que estar preparados para otro partido muy complicado. Creo que el Covadonga es un rival con argumentos, que en casa se hace muy fuerte. Tenemos que estar preparados. Hay que tener respeto por todos los rivales, y fuera de casa todos los rivales te pueden poner en aprietos. En su casa domina la situación, el terreno de juego, y para nosotros va a ser un rival muy complicado".