Opinión

Tocar con las manos un Mig-15 soviético

La experiencia de un corverano en un entrenamiento en Ohio para una nueva instalación de Ensidesa

El avión era procedente de la guerra de Corea que tuvo lugar entre 1950 y 1953, y el corverano en cuestión era yo mismo estando en un período de cuatro meses de entrenamiento en el estado de Ohio en Estados Unidos para una nueva instalación de Ensidesa, entre agosto y diciembre de 1972. El sábado 12 de agosto de aquel año acudí a visitar el museo de la aviación militar a Dayton, ciudad capital del condado de Montgomery al sudoeste del estado de Ohio, a unos cien kilómetros al norte Midletown, pueblo próximo a Cincinnati donde yo residía y practicaba para lo que iba a ser mi cometido en Ensidesa.

Cuando ya iba dando por finalizada la visita a aquella ingente mole de aviones de todas las guerras con participación estadounidense, con la propaganda por todas partes de: "the oldest and largest military aviation museum in the world" (el mas viejo y amplio del mundo) –no tan viejo, fue creado en 1923– tuve la gran sorpresa de topar con el avión caza reactor Mig-15 con el que un piloto desertor norcoreano aterrizó en Corea del sur sobornado con cien mil dólares.

Corea era una nación de cultura milenaria que fue ocupada militarmente como colonia por Japón el 22 de agosto de 1910, la cual mantuvo como tal hasta la rendición de participar y colaborar con las potencias del "eje" Roma, Berlín, Tokio en la Segunda Guerra Mundial que terminó el 15 de agosto de 1945 tras el lanzamiento de las bombas atómicas en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki por el ejército estadounidense.

Después de la rendición la península de Corea fue partida por el paralelo 38 con la influencia de Rusia de la parte Norte y por Estados Unidos la parte del sur. El 25 de junio de 1950 los norcoreanos con el apoyo ruso y chino invadieron el sur dando lugar al enfrentamiento armado con Estados Unidos durante tres años, hasta el armisticio del 27 de julio de 1953 que paró la guerra pero no la tensión que aún existe a ambos lados del citado paralelo 38. Durante los combates que produjeron mas de dos millones de muertos, el norte disponía de los cazas Mig-15 soviéticos, muy superiores a los F-86 Sabre de los Estados Unidos, por lo cual montaron la operación Moolah de soborno al piloto que desertara con un aparato. Hecho producido por el joven teniente norcoreano Kum Sok Nok que aterrizó en la base de Kimpo cerca de Seúl capital del sur. Desde allí fue llevado, probado y estudiado en la isla japonesa de Okinawa, desmontado y trasladado por aire a la base de la Fuerza Aérea Wright-Paterson donde fue nuevamente montado y probado por la mas alta jerarquía aeronáutica USA y trasladado al museo anexo a dicha base donde se encontraba en 1972.