Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vega acepta el reto

El nadador extremeño asume mayor responsabilidad en el equipo y colabora con la adaptación de los jóvenes fichajes olayistas

Vega acepta el reto

Vega acepta el reto

Juan Luis Vega cumple su tercera temporada en el Santa Olaya y ya se ha convertido en todo un "veterano". Las bajas esta temporada de hombres importantes como Mario Cortés, Álvaro López o Sergio Ortega, hacen que el extremeño, pese a sus 19 años, sea considerado como uno de los nadadores encargados de hacerse con las riendas del equipo. No sólo a través de sus buenos resultados, como demostró logrando el triunfo el pasado fin de semana en el Trofeo Alberto Balbín, si no también ayudando a los nuevos fichajes a adaptarse a una nueva vida lejos de su casa.

El nadador olayista emigró de su Almendralejo natal a los trece años, cuando puso rumbo al Centro Nacional de Tecnificación Deportiva de Cáceres. Tras cuatro años allí, Gijón fue su siguiente destino en el mapa. "Puedo echar un cable a los nuevos, sé lo que es empezar a vivir sólo, en mi primer año en Gijón me adapté muy bien y esas vivencias pueden ser útiles ahora para ellos", asegura. No en vano, el extremeño convive con los nuevos fichajes Daniel Palacio y Lucas Costa.

Pero Vega no sólo quiere coger responsabilidades fuera del agua. En la pileta tiene claro que este tiene que ser un buen año para él y acepta el reto: "tengo que coger más responsabilidad dentro del equipo". Bajo la atenta mirada del técnico José Rivera, el extremeño se ha convertido en un todo terreno capaz de ofrecer un buen rendimiento en multitud de pruebas, aunque su fuerte son el 50, 100 y 200 braza, el olayista se defiende a las mil maravillas en el 200 mariposa, el 200 estilos y en las pruebas libres. "Se me dan bien todos los estilos salvo la espalda", bromea.

La evolución de Vega ha sido constante, sin titubeos a la hora de llevar una exhaustiva preparación para cumplir sus objetivos. El primer año, deslumbró con tres medallas en los nacionales junior en Barcelona y, la campaña pasada, "logré mejores marcas en 100 y 200 metros braza, pero me quedé con la espina de entrar en la final A del Campeonato de España de verano". Vega venció la final B, con un tiempo que le hubiese supuesto la cuarta plaza en la final A. Este año, está dispuesto a lograrlo. "Quiero ser ambicioso y, aunque mis objetivos se centra principalmente en mejorar mis marcas, puedo estar entre los tres primeros de España en absoluto en el nacional de verano", asegura esperanzado. Antes de que llegue esta cita, el extremeño confía en cuajar un buen papel en el nacional Open y en la Copa de Clubes, donde confía en que "lo vamos a dar todo para intentar seguir en División de Honor".

De momento y mientras llegan las grandes citas, Juan Luis Vega no aparta los libros y mantiene también una bonita lucha con sus estudios de enfermería. La natación y sus estudios marchan por el buen camino para alcanzar sus metas y su ambición le hacen tener hambre de triunfos. Este fin de semana, probará nuevamente suerte en busca del doblete en el Memorial Alfonso Moral, que tendrá lugar el sábado a partir de las 17 horas en las instalaciones olayistas.

Compartir el artículo

stats