Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El récord labrado en el Quirinal

La atleta Paulette Natacha Fernández es la nueva plusmarquista nacional de los 400 metros vallas en pista cubierta l "Puedo bajar del minuto", afirma con vistas al futuro

Paulette Natacha Fernández, durante la prueba en Salamanca que supuso el récord nacional.

Paulette Natacha Fernández, durante la prueba en Salamanca que supuso el récord nacional. N. F.

Paró el cronómetro en 1:00.48 minutos. Un tiempo estratosférico que supone la mejor marca española de la historia en los 400 metros vallas en pista cubierta. Fue logrado por la atleta Paulette Natacha Fernández Ngo, natural de Douala (Camerún), pero con sentimiento asturiano, durante la prueba salmantina disputada el pasado día 12 de enero. El registro supone un nuevo récord de España de la distancia y se fraguó en las pistas del Quirinal, donde se lleva entrenando los últimos tres años bajo las órdenes del luanquín Jaime Fernández. "Me encontré muy bien desde la salida, cuando mi entrenador me cantó en el 200 que lo estaba pasando en 27.7 segundos y notaba que iba fácil, ahí me di cuenta que podía lograr el récord", explica la gran protagonista.

La pista avilesina ha visto volar a Paulette Natacha Fernández, que apunta con valentía a bajar incluso del minuto en el futuro, mostrando su valentía a romper el cronómetro una vez pulverizado el anterior mejor tiempo que se situaba en 1:02.11 minutos, logrado por entonces por Larraitz Bergara en 2011. Nueve años después, el testigo pasa a manos de la atleta avilesina. "Llevo dos años con esta prueba en mente, pero por fechas y lesiones no pude intentarlo hasta ahora", confiesa. Con la meta marcada en su mente, Paulette Natacha Fernández hizo lo más difícil: llevar a la práctica su deseo.

Y su ambición no tiene vallas que le impidan dar un salto más ya que su idea es la de romper la barrera del minuto. Considera que "es posible" y lo percibe tras visualizar el vídeo de la prueba salmantina donde considera que cometió "tres o cuatro fallos tontos", por lo que considera que en sus piernas posee el potencial suficiente para lograr el reto. "El próximo año puedo bajar del minuto", afirma.

A sus 25 años, cumplirá 26 en el mes de junio, Paulette Natacha es una gran experta en las vallas, donde confiesa que lo más importante para ofrecer un gran rendimiento en esta prueba es la de "ajustar bien entre vallas, no considero que sea una prueba dificultosa porque estoy acostumbrada desde pequeña a hacer esta especialidad". A pesar de tener en su posesión la mejor marca nacional en 400 metros en pista cubierta -una distancia sobre la que no se disputan los campeonatos oficiales-, guarda una gran humildad. "Llevo diez años metida en finales y luchando por las medallas, pero no soy la mejor, aunque lucho por serlo", comenta. Hasta el momento, posee en su historia una medalla de plata y otra de bronce en los campeonatos absolutos, pero este año "quiero luchar por el oro". La cita tendrá lugar en junio en Getafe, una pista que le trae grandes recuerdos ya que logró la presea de bronce en el 2018.

Referencias americanas

Sus referentes en la actualidad son las americanas Ashley Spencer y Allyson Félix a las que considera "bestiales". De hecho, pidió que a su sobrina "la llamasen Allyson por ella". A nivel nacional, el potencial de la avilesina Paulette Natacha Fernández ha vuelto a salir a la luz en Salamanca. Ya tiene bajo su brazo el récord de España en pista cubierta, pero sus piernas le dicen que tiene mimbres para seguir haciendo historia. Si no alcanza su sueño, su plan "B" es el de "opositar para ser Policía Local", otra carrera fuera de las pistas, pero en la que también pone los cinco sentidos para lograr su meta.

Compartir el artículo

stats