05 de agosto de 2020
05.08.2020
La Nueva España

Detenido en Cantabria un grupo 'okupa' dedicado al tráfico de drogas que secuestró a un hombre para cobrar una deuda

La Policía Nacional en Cantabria ha detenido a ocho personas y ha desarticulado así un grupo criminal dedicado al cultivo y tráfico de drogas, que además había secuestrado a un hombre para cobrarle una deuda.

05.08.2020 | 15:32
Detenido en Cantabria un grupo 'okupa' dedicado al tráfico de drogas que secuestró a un hombre para cobrar una deuda

La Policía Nacional en Cantabria ha detenido a ocho personas y ha desarticulado así un grupo criminal dedicado al cultivo y tráfico de drogas, que además había secuestrado a un hombre para cobrarle una deuda.

Según ha informado hoy el CNP, las detenciones se produjeron el 30 de julio y cuatro de los implicados habían participado en el secuestro esa misma semana.

El 21 de julio, un ciudadano denunció que había sido secuestrado en la zona de Nueva Montaña por dos hombres, ahora detenidos, para cobrar una deuda por la compra de hachís que había efectuado días antes.

Explicó que, tras finalizar su jornada laboral en la zona de Nueva Montaña, fue introducido en un vehículo por la fuerza y trasladado a unas casas conocidas como 'La Granja', en Adarzo, lugar donde previamente había adquirido la droga.

En el interior de una de las casas se unieron a ellos otros tres individuos que, mediante intimidación, le obligaron a entregarles las llaves de su casa y el teléfono móvil.

Posteriormente le sentaron en un taburete, le ataron de pies y manos con una cuerda y le amenazaron con mutilarle los dedos de la mano. También azuzaron a un perro para que le hiriese y fue arrojado violentamente por unas escaleras, lo que le llevó a perder el conocimiento.

El hombre fue introducido en un zulo de un metro de altura y un metro de profundidad, totalmente a oscuras, donde fue objeto de continuas humillaciones y amenazas. Llegó a ser rociado con el combustible de un encendedor y con gasolina.

El sujeto consiguió huir del zulo tras varias horas de secuestro. Durante su retención, los autores cometieron un presunto delito de robo con fuerza en el domicilio de la víctima.

El Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial estableció un dispositivo de vigilancia y seguimiento sobre las viviendas donde había estado retenido donde comprobaron que los ahora detenidos, que habitaban como "okupas" en las viviendas de La Granja, realizaban actividades ilícitas.

El jueves 30 de julio, los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial (Grupo tercero de UDEV y Grupo de Estupefacientes), la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana (UPR), Guías Caninos y la Brigada Provincial de Policía Científica realizaron un registro en el que localizaron 13 teléfonos móviles; dinero en efectivo (250 euros y billetes falsos), armas blancas (cinco cuchillos y un machete de grandes dimensiones); sustancias estupefacientes (un trozo de hachís de aproximadamente 105 gramos y seis trozos de hachís de aproximadamente 100 gramos cada uno), útiles para la medición de las sustancias estupefacientes, máscaras para ocultar la identidad de los autores y una sofisticada y costosa instalación interior para el cultivo y plantación de marihuana.

Además, encontraron una conexión fraudulenta de electricidad para el funcionamiento de la plantación, lo que supone un delito de defraudación de fluido eléctrico.

En los inmuebles de La Granja se localizó a siete de los ocho detenidos. El cabecilla y principal responsable de este grupo criminal, O.O., estaba escondido sobre el tejado de una de las viviendas que fue registrada.

DETENIDOS

Los detenidos son O.O., L.A., F.B. y el menor de edad T.D., como presuntos autores de los delitos de secuestro, robo con violencia o intimidación, robo con fuerza en domicilio, delito leve de lesiones, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Así como S.H., I.B., L.C.O y el menor de edad M.A.A., como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

De los ocho detenidos, los cinco a los que constaban antecedentes han ingresado en prisión. De éstos, tres estaban en situación irregular. Además, al cabecilla le consta una prohibición de entrada en España.

En cuanto a los dos menores, una vez comunicada a la Fiscalía de Menores su detención, fue decretada su puesta en libertad y fueron derivados a un Centro de Menores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook