05 de noviembre de 2009
05.11.2009
Comarca de la Sidra

Sin dónde jugar en Villaviciosa

El consejo de salud pide lugares de recreo al aire libre para niños y jóvenes con el fin de combatir el sedentarismo y los alarmantes índices de obesidad

05.11.2009 | 01:00
José Luis Meana.

Villaviciosa,


Mariola MENÉNDEZ


El consejo de salud de Villaviciosa se preocupa por los hábitos no siempre saludables de jóvenes y niños, cuyas dietas suelen ser deficientes en frutas y verduras, además de escasear la práctica de ejercicio físico. En la villa maliayesa, además de las rutinas habituales de pasar demasiadas horas (una media de tres al día) delante de una pantalla, se suma la escasez de lugares públicos destinados a los más jóvenes. El presidente del consejo de salud, José Luis Meana, destaca que «son fundamental los espacios de juego y ocio abiertos y en Villaviciosa faltan». Por tanto, hay escasez de puntos de reunión en los que se posibilite dar unas patadas al balón u otro tipo de actividades no regladas, que suelen desarrollarse en polideportivos la mayoría de las veces bajo la supervisión de adultos. Ante la escasez de estos espacios, los jóvenes suelen decantarse por la plaza del Ayuntamiento, con las consecuentes quejas de viandantes por no ser el lugar más idóneo para jugar al balón.


Meana apunta que el consejo de salud ha decido implicarse en el plan municipal y desarrollar varias líneas de trabajo. Una es la del grupo que persigue fomentar hábitos saludables de la mano de la estrategia nacional «Naos». Aunque no hay datos concretos de Villaviciosa, Meana señala que pueden aplicarse los regionales, ya que son valores similares. La obesidad en la población infantil se cifró en el 14 por ciento en 2008, cifra que duplica el 7 por ciento de 2002.


Desde el consejo de salud maliayés se ve con buenos ojos el anteproyecto de ley que regulará los menús de los comedores escolares. «Un estudio regional que se está realizando adelanta que existe déficit de frutas y verduras y exceso de grasas saturadas», apunta José Luis Meana. A lo que hay que sumar las chucherías y bebidas azucaradas. «Se consume mucho no, muchísimo», indica este médico de atención primaria. Agrega: «Nos preocupa la obesidad en jóvenes y niños porque son factores importantes de riesgo cardiovasculares en adultos. Nos seguimos muriendo de estas enfermedades».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído