12 de abril de 2010
12.04.2010
La Nueva España
Carreño

El concejo tiene estilo con los hórreos

El municipio destaca en Asturias por el modelo Carreño, con origen en el siglo XVIII l La Universidad de Oviedo estudia las construcciones locales

12.04.2010 | 02:00

Candás, Gonzalo BENGOA


Carreño lidera un proyecto de investigación que coloca el nombre del concejo entre las más interesantes manifestaciones del arte popular europeo. Los hórreos y paneras de Carreño acompañan una gran parte de las casas y caserías de las doce parroquias del municipio. A la espera de que finalice el estudio, a cargo del Ayuntamiento de Carreño y de la Universidad de Oviedo y que profundizará sobre la arquitectura popular de la zona con documentación inexistente hasta ahora, los vecinos del concejo se muestran orgullosos de sus hórreos y paneras.


En la parroquia de Logrezana se levanta una antigua panera de diez pegollos. Es sólo un ejemplo de los destacados elementos de la arquitectura popular del concejo. «Es normal que el estudio se centre en Carreño», señala José García, vecino de la zona, quien añade que «recorriendo el municipio, los hórreos y paneras destacan por encima de otras construcciones». A otro vecino del pueblo no le sorprende que sus hórreos luzcan en internet. «Si están haciendo un estudio, es evidente la influencia de Carreño», sentencia.


Los parroquianos saben que su concejo da nombre a uno de los tres tipos de hórreos que existen en Asturias: el estilo Villaviciosa, el Allande y el Carreño. A partir del siglo XVIII se construyeron grandes paneras en la zona costera del centro del Principado cuyas fachadas están cubiertas por una abigarrada talla de florones, jarros y formas geométricas pintadas en vivos colores. Son los que destacan en presencia y prestigio en todas las parroquias de Carreño. El adorno pretende llenar todo el espacio disponible y muestra cierta influencia de las tallas barrocas, debido posiblemente a que algunas de las paneras mejor decoradas pudieron ser construidas por los mismos tallistas que labraron pequeños retablos rurales.


Guimarán acoge más ejemplos de destacados hórreos en Carreño, algunos recientemente restaurados, y sus vecinos se afanan por mantener su vigor ya centenario.


El estilo Carreño tiene como marco geográfico el que conformaba el antiguo territorio de Gauzón. A partir de un núcleo básico localizado en los concejos de Gijón, Carreño, Gozón, Avilés, Corvera, Castrillón y Llanera, su influencia se extiende por un territorio de expansión que incorpora los concejos de Oviedo, Siero, Pravia e incluso penetra en el concejo de Villaviciosa.


Se trata del estilo de hórreo más espectacular y decora frecuentemente una o dos puertas principales y hasta nueve o más tolondras. El proyecto de investigación está dirigido por Gerardo Díaz Quirós, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Oviedo, aunque también trabajan el historiador y carpintero Julio César Zapico Alonso y el doctor en Historia Jesús Antonio González Calle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído