16 de febrero de 2011
16.02.2011
La Nueva España
Carreño

El colapso de la estación de bombeo llena de aguas fecales el río y la playa de Xivares

Los vecinos reclaman una actuación urgente para evitar la contaminación de la zona por los vertidos incontrolados

16.02.2011 | 01:00

La Asociación de Vecinos de Candás denunció ayer ante el Ayuntamiento de Carreño la presencia de aguas fecales en el río de Xivares y en su arenal, como consecuencia del desborde de la estación de bombeo que está situada en las inmediaciones de la playa. Este vertido tóxico desembocó en la playa más grande del concejo de Carreño durante el fin de semana, cuando se produjeron más lluvias.

Desde el colectivo vecinal, así como desde la asociación de surferos «Surf Rider», llevan varias semanas denunciando el estado de abandono en que se encuentra el arenal carreñense tras los destrozos del temporal de noviembre, que aún no han sido reparados, y la acumulación de suciedad en la arena.

Según explicaron desde la asociación, la situación «es grave y el Ayuntamiento debe adoptar lo antes posible las medidas oportunas para corregir esta anomalía, y evitar la contaminación tanto del río, como de la playa, por vertido de aguas fecales». De hecho, de continuar con esta situación, cursarán la denuncia al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), según puntualizó el portavoz del colectivo, Luis Fernández.

Los vertidos de aguas fecales a la playa de Xivares no son un problema nuevo, sino que se ha reproducido en varias ocasiones, recientemente, coincidiendo a veces con las lluvias y otras durante los fines de semana, cuando la población de la urbanización de Xivares se ve incrementada. La estación de bombeo situada en la playa se ve desbordada, y en lugar de bombear las aguas fecales hacia el colector de Aboño las traspasa al cauce del río, que desemboca en el arenal.

Según explico Fernández, el lunes «se comprobó que el doble del caudal habitual del río eran aguas fecales, y que el aliviadero de la sala de bombeo estaba vertiendo directamente al río». Ayer, la situación se había normalizado, y desde el Ayuntamiento señalaron que la empresa municipal de aguas había intervenido tras la notificación de un hecho que los vecinos esperan no se vuelva a reproducir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook