31 de octubre de 2011
31.10.2011
Carreño

El concejo proyecta reunir las tres aulas infantiles en una sola

El gobierno local presenta al Principado un plan para construir un edificio de mil metros cuadrados por 1,1 millones

31.10.2011 | 01:00
Una actividad en la escuela infantil del Gremio de Mareantes. | b. fernández

Candás,

Braulio FERNÁNDEZ

Candás trata de reunir a todos los niños y niñas del concejo de hasta 3 años de edad en un mismo espacio. En la actualidad cuenta con tres aulas maternales, o escuelas infantiles, repartidas entre los colegios Poeta Antón y San Félix, además de las instalaciones principales en la plaza del Gremio de Mareantes. El medio para acabar con esa dispersión, y sobre todo, con la demanda, es unificarlas todas bajo un mismo techo, en el proyecto más ambicioso que tiene diseñado el gobierno socialista de Ángel Riego para el presente mandato.

Por ese motivo, el ejecutivo local remitió al Principado esta misma semana un proyecto para construir una nueva escuela infantil en Candás, con un coste total de 1,1 millones de euros. La escuela, que contaría con cerca de un millar de metros cuadrados entre sus dos plantas y el patio, se ubicaría en las inmediaciones de la plaza Mancomunidad del Cabo Peñas, en el barrio de La Cruz. En realidad, cerca de la ubicación del actual inmueble para esos fines educativos, que tiene una superficie mucho menor y ocupa los bajos de unas viviendas de protección oficial.

El proyecto ha sido elaborado por el concejal de Educación, Alberto López; la directora de la escuela infantil, Begoña García, y la arquitecta de la Mancomunidad, Carmen Penche, «acorde con las necesidades educativas del concejo», según indicó el propio López. «En la actualidad la demanda existente es muy elevada y supera con creces el espacio disponible en la escuela actual ubicada en los bajos de las viviendas sociales», continúa explicando el edil, que añade: «Hasta la fecha hemos tenido que mantener con recursos propios tres equipamientos diferentes y, a pesar de los esfuerzos, sigue habiendo niños y niñas en las listas de espera».

López reconoce que el sistema de implantación de las aulas maternales de manera dispersa, con diferentes medios y metodologías, «viene generando problemas en la gestión de las mismas y un encarecimiento de los servicios prestados». Más aún, asegura que el servicio «no cumple con los estándares mínimos establecidos en el Plan de ordenación de las escuelas y centros de educación preescolar».

El curso pasado, la escuela del concejo contaba con cinco técnicos especialistas en educación infantil a jornada completa, y otro más a media jornada, para atender a 39 niños y niñas. La matrícula, para este curso escolar, repite las cifras del pasado año, alcanzando el número máximo permitido de alumnos, con 39, que tienen unas edades comprendidas entre los tres meses y los tres años. La mayoría de los niños, un total de 29, están en la escuela a jornada completa, lo que significa siete más que el curso pasado.

El proyecto presentado al ejecutivo regional dibuja un edificio con una superficie útil de 885 metros cuadrados, de los cuales 170 se desarrollan en una planta primera, y el resto, 715, en la planta baja, donde además se realizarían las clases. Además, el inmueble cuenta con 185 metros cuadrados para zona de recreo al aire libre. Cuenta con una sala de usos múltiples, un comedor con aseos, tres almacenes, cocina, oficio, despensa, lavandería, y vestuarios para el personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído