22 de noviembre de 2011
22.11.2011
Carreño

El Principado aprueba el informe ambiental del nuevo Plan de Ordenación Urbana

El documento deberá incluir una banda de protección de al menos diez metros en cada margen de los ríos y arroyos como corredor faunístico

22.11.2011 | 01:00
Un vecino revisa el Plan de Ordenación durante la fase de exposición pública. | b. fernández

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado de Asturias ha dado el visto bueno al informe ambiental del Plan General de Ordenación Urbana de Carreño (PGOU), aprobado inicialmente en mayo de 2010. El informe ambiental ha sido supervisado por la Comisión para Asuntos Medioambientales de Asturias (CAMA) y queda pendiente de una última valoración, que le corresponde a la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio (CUOTA). Las previsiones, una vez conocido el informe de la CAMA, son que el PGOU pueda salir adelante en las próximas semanas con un contenido muy similar al redactado por el Ayuntamiento de Carreño.


La aprobación del documento ambiental del PGOU de Carreño se ha realizado de forma unánime por los miembros de la CAMA, pero, no obstante, se han señalado una serie de condicionantes, «recomendaciones a incorporar al plan», según la concejala de Urbanismo del Ayuntamiento, Cecilia Tascón. Se trata de asuntos que no revestirán grandes modificaciones del planeamiento urbano y están relacionados con la protección del medio ambiente.


Entre los más importantes se encuentra la recomendación para que las nuevas áreas industriales y residenciales propuestas en el plan incorporen zonas de espacios libres en los bordes, de forma que actúen como áreas de transición entre las mismas y los espacios agrícolas y rurales circundantes. Además, se protegerán los hábitats de interés comunitario en esos espacios libres.


Con respecto a los ríos y arroyos, se deberá incluir una banda de protección de al menos diez metros a cada lado del cauce, que permita su funcionalidad como corredor faunístico, evitando los procesos de urbanización en la franja y promoviendo su conservación, según señala en su informe la Comisión de Asuntos Medioambientales.


Uno de los aspectos más curiosos que el nuevo PGOU deberá incluir es la obligación de que en los nuevos edificios que se construyan en Carreño se incorporen tomas para el repostaje de vehículos eléctricos en los espacios destinados a garajes, ante el creciente incremento en el número de coches que hacen uso de la energía eléctrica para su funcionamiento. Por último, quedará prohibida la instalación de vertederos y la plantación de eucaliptos en la franja costera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído