22 de septiembre de 2013
22.09.2013
Villaviciosa y Comarca de la Sidra

La gaita, sin libro de texto

Los profesores destacan en las jornadas musicales de Nava la necesidad de publicaciones didácticas para enseñar y advierten de la limitación del repertorio

22.09.2013 | 00:00
Juan Luna, David Bellas, Ricardo Soberado, Rodrigo Joglar, Alberto Veintimilla y Flavio Rodríguez Benito, en un momento de la intervención de este último.

Si la gaita necesita o no de estudios superiores, equivalentes a universitarios, en los conservatorios es una cuestión que divide a los expertos, como se vio en la mesa redonda que, con motivo de les I Xornaes de Música Tradicional de Nava, se celebró en el Museo de la Sidra. Actualmente, en Asturias no se imparten estudios superiores de esta disciplina y sólo se pueden cursar medios y profesionales. En lo que sí coincidieron los expertos es en que su docencia tiene una serie de carencias como son la escasez de material didáctico y las limitaciones del propio instrumento.


Flavio Rodríguez Benito, profesor de esta disciplina en el Conservatorio Profesional de Música de Gijón, se encargó de abrir el turno de intervenciones que estuvieron moderadas por el coordinador de estas jornadas y también profesor de esta disciplina en la Escuela Municipal de Música de Nava, Rodrigo Joglar. Benito fue uno de los impulsores de la inclusión del primer grado elemental, de la que ya hay dos promociones de gaiteros en Oviedo. En Gijón hay hasta grado profesional.


«La implantación de los estudios de enseñanza superior es la necesidad que tenemos», apuntó, sin obviar que también existen otros problemas como las dificultad de disponer de material didáctico, ya que la mayoría de los docentes tienen que valerse del de producción propia. «No hay una publicación de estudios de técnica y ejercicios», advierte. Además, destacó que a partir de cuarto de elemental tampoco hay libros para gaita y piano y sólo disponen de las recopilaciones y el trabajo altruista de algunos voluntarios. Benito ya ha trasladado esta deficiencia a los responsables de la Consejería de Educación y Cultura porque «se hace absolutamente necesario que estas obras -las realizadas por los propios docentes y que no están publicadas- estén a disposición de los alumnos, porque son importantes y tienen que ver la luz».


Flavio Rodríguez Benito también reclama que el Principado promueva la introducción de estudios oficiales en los conservatorios municipales para ampliar la oferta.


El profesor Ricardo Soberado, al igual que Benito, formó parte de la primera generación de maestros de gaita en el conservatorio. También echa en falta un repertorio de conjunto instrumental e «instrumentos en condiciones». Admite que en su momento pensó que «el conservatorio era lo mejor para la gaita», pero su experiencia profesional le hizo sentir que «no estaba integrada dentro del conservatorio», de ahí sus dudas, afirma. Por lo que prefiere hablar de incorporar la música tradicional a los estudios superiores más que hablar de la gaita en concreto.


«¿Tenemos unos repertorios de música para abordar unos estudios como sí tienen otros instrumentos?», planteó el profesor de conservatorio David Bellas. «No», respondió el gallego, argumentando que «el repertorio tradicional no es tan complejo porque llegó a nosotros de forma oral». Matizó que eso «no significa que no tenga calidad». Bellas destacó que también hay «un problema de construcción» porque la gaita es «un instrumento perfecto para la música tradicional», pero ampliar el repertorio supondría una cambio en la forma de tocar. «No creo que la gaita necesite estar en un conservatorio», afirmó. El también profesor en Galicia Juan Luna sí considera que sea importante ese paso porque «amplía la visión de los músicos». Apuntó que hay que «mejorar» el instrumento y vincula la falta de repertorio a las limitaciones de la gaita. El director del Conservatorio Superior de Música de Asturias, Alberto Veintimilla, destacó la importancia del instrumento porque «forma parte del patrimonio cultural» y apuesta por unos estudios con aspectos humanísticos también y que formen músicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook