Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreño

Diversión con los cinco sentidos

Los niños de la zona rural del concejo aprenden a comer con juegos de sabores y olores a través del programa "Ludomóvil"

Diversión con los cinco sentidos

Diversión con los cinco sentidos

Al pequeño Pelayo Codina le encantan los macarrones con tomate. De hecho, son su plato de comida preferido y cada mañana llega a casa deseando devorar esas divertidas espirales de pasta. En cambio, a su amigo Javier Lobo lo que en verdad le chifla es el arroz blanco, mientras que

Pero, ¿esos alimentos que se comerían hasta con los ojos cerrados son realmente saludables? Lo cierto es que no todos, y eso fue lo que, precisamente, aprendieron ayer los alumnos de la escuela rural de Guimarán-El Valle, con motivo del Día mundial de la alimentación y dentro del programa de ocio de la zona rural "Ludomóvil", que acaba de ponerse en marcha. Por medio de divertidos juegos, los más pequeños conocieron cada una de las propiedades de los productos que se llevan a diario a la boca, pudiendo potenciar sus cinco sentidos.

Así, primero pintaron los productos en las pizarras con tizas de colores, luego conocieron sus plantaciones en la huerta escolar y ya por último tocó el momento más deseado: poder saborearlos, tocarlos y olerlos. Pero, eso sí, con los ojos cerrados, ya que antes debían de adivinar de qué alimentos se trataba. Por sus manos pasaron granos de arroz; por sus olfatos, canela, y por sus bocas, mandarinas. Sin embargo, ninguno de ellos conquistó los paladares como las patatitas con sabor a "hamburguesa", que acertaron a decir los hermanos Jaime y Eduardo Conchón, que aseguraron estar pasándoselo "genial" en esta diversión de los cinco sentidos.

La octava edición del programa "Ludómovil" no ha hecho más que empezar. La concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Carreño, en colaboración con la Oficina de Información Juvenil de la Mancomunidad del Cabo Peñas y las escuelas rurales de Guimarán-El Valle y Logrezana, ha puesto en marcha una serie de actividades dirigidas a niños de entre 3 y 10 años, centradas en dinamizar la zona rural.

Estos talleres, que se prolongarán, por primera vez, hasta el mes de mayo, están divididos en cinco bloques: cocina, manualidades, reciclaje creativo, cuentacuentos y juegos, todos los cuales mezclan entretenimiento y educación.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats