Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreño

El Ayuntamiento frena la limpieza del argayo del Fuxa, según los desalojados

La familia denuncia que una empresa se ofrece a realizar la obra pero el gobierno local no le concede la licencia

Aspecto de la parte trasera de la casa del paseo marítimo, cubierta de tierra.

Aspecto de la parte trasera de la casa del paseo marítimo, cubierta de tierra. Braulio Fernández

El Ayuntamiento retiene la licencia de obras a una empresa que la familia desalojada de su casa del paseo marítimo por los desprendimientos del pasado mes de marzo ha contratado para retirar los desperfectos. Así lo aseguraron ayer los desalojados, la familia Vázquez Prendes, que emitió un comunicado para desmentir al alcalde de Carreño, el socialista Ángel Riego, que sólo unos días antes aseguró que ninguna empresa quería hacerse cargo de la retirada de las rocas caídas, por ser, aseguró, "peor el remedio que la enfermedad". Según el dirigente local, la negativa de las empresas es lo que motiva el retraso indefinido de la apertura del paseo marítimo al tráfico de vehículos y de la vuelta de la familia Vázquez Prendes a su casa.

La versión del alcalde es "falsa", según denuncian estos vecinos, que aseguran que "en este momento obra en nuestro poder el presupuesto de una empresa para realizar la limpieza de las tierras en el patio de nuestra vivienda, obra menor para la que se ha solicitado licencia". El problema es que el Ayuntamiento deniega la licencia, pidiendo para su concesión que se presenten diferentes estudios técnicos y de seguridad que la familia no puede sufragar y que además demorarían dicha concesión y, por extensión, la finalidad de las obras, que no es otra que anticiparse a las lluvias y dejar espacio para que posibles nuevos argayos caigan sobre el espacio entre la casa y el monte, y no sobre el tejado de la vivienda.

"Esta tarea a fecha de hoy no se ha podido llevar a cabo por la negativa del Ayuntamiento a concedernos la licencia solicitada de obras menores", explica la familia, que denuncia que lo requerido por la administración local "no se corresponde con la obra a realizar, que es de tipo menor", tan solo la retirada y limpieza de la zona. Ya se ha presentado, según anunciaron, un recurso para que se les conceda la licencia.

La familia no solo acusa al alcalde de "mentir", sino también de ponerles trabas para poder evitar que las rocas caigan en unas semanas sobre su tejado, dejándoles definitivamente sin hogar. "Por un lado nos viene entreteniendo siete meses con que hay tres empresas que han presentado el proyecto en el Ayuntamiento para la limpieza de las tierras y por otro lado dice que no hay empresa que haga la obra", aseguran. Los Vázquez Prendes manifiestan además sentirse "engañados" por Riego, ya que "lleva siete meses entreteniéndonos a nosotros y a nuestro abogado diciendo que están buscando soluciones".

La existencia de empresas dispuestas a realizar las obras de limpieza en el espacio entre el monte y el paseo marítimo no es la única afirmación de la familia que pone en tela de juicio los argumentos del Alcalde, no obstante. Así, Riego dijo que "no parecía razonable que el Ayuntamiento interviniese por su cuenta y riesgo" y que la ejecución de las obras "solo podría ser puesta en marcha por la propiedad de la vivienda", añadiendo que desconocía "las razones por las que la propiedad no ha ejecutado las obras".

Sin embargo, la familia aseguró ayer que "en ninguna reunión, de las cuatro que hemos tenido, hubo el compromiso de la familia de abordar las obras, el único compromiso fue el del alcalde el día del argayo y en diversas ocasiones de efectuar la limpieza de las tierras, algo que finalmente no ha cumplido", aseguraron desde la familia Vázquez Prendes, que también reconocieron sentirse "presionados" por "el gobierno y el alcalde", pero dispuestos a recuperar su casa.

Compartir el artículo

stats