06 de marzo de 2014
06.03.2014
Siero y Noreña

Siero instalará cámaras en los colegios de la Pola para combatir el "botellón"

"Llevamos mucho tiempo luchando por esto", señalan los padres, a los que el gobierno promete mayor presencia policial

06.03.2014 | 01:41

El Ayuntamiento de Siero se ha comprometido a colocar cámaras de vigilancia en el patio de los colegios Celestino Montoto y Hermanos Arregui de Pola de Siero para evitar el "botellón" que se viene dando los fines de semana en la zona. Además, el equipo de gobierno anunció que aumentará la presencia policial en la zona, con efectivos tanto de la Policía Local como de la Policía Nacional.

Desde hace ya mucho tiempo, los lunes las familias se encuentran con que dentro de las dependencias del colegio aparecen restos de botellas y otros desperdicios que indican que ha habido una actividad de "botellón" durante el fin de semana. El colegio es un lugar muy atractivo para estas prácticas porque está resguardado y aislado. La última vez que aparecieron restos en abundancia fue el pasado viernes, al día siguiente de la fiesta de Les Comadres. Los padres de los niños de menos edad se encontraron botellas y restos cerca de la entrada del centro. Una situación que se da demasiado a menudo y, como dice la presidenta de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio Celestino Montoto, Susana Díaz, el colegio "tendría que ser un lugar inviolable porque hay críos desde preescolar hasta sexto de primaria; tendría que ser casi un bunker".

La presidenta de la AMPA se mostró satisfecha con el anuncio de la medida: "Llevamos mucho tiempo diciéndolo, luchándolo. Se nos prometió lo de las cámaras desde el principio, y nadie las sacó siquiera a presupuestos; pero ahora parece ser que por fin sí, esta es la primera Corporación que nos hizo caso; las cámaras están aprobadas y nada más que haya dinero se colocarán sí o sí", dijo.

Según aseguró, esta práctica no es nueva, se viene dando desde hace años, y la asociación se ha dirigido al Ayuntamiento de forma reiterada, muchas de las veces por escrito, solicitando medidas para acabar con ella.

Ahora, con la presencia de las cámaras, esperan que se reduzca ostensiblemente la presencia de jóvenes y que finalmente abandonen la práctica.

Respecto a la presencia policial, la presidenta del AMPA reveló que en una reunión que hubo hace unos meses se decidió incrementar la presencia policial en los alrededores del centro, pero en muchos casos lo que hizo fue desplazar a los jóvenes de la zona de la pista cubierta al espacio situado entre los dos centros, menos visible desde el exterior.

Con las cámaras esperan que no haya ya lugares adecuados para ocultarse, y que su presencia disuada a quienes quieran practicar el "botellón".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído