Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pita pinta mucho en Asturias

Los expertos aseguran en Candás que la gallina autóctona ha evolucionado a nivel morfológico y productivo, y su población ya supera los 5.000 ejemplares

Diego Ovies, ayer, con su pita negra, premio al mejor ejemplar.

Diego Ovies, ayer, con su pita negra, premio al mejor ejemplar. M. G. SALAS

Cada vez hay más y de mejor calidad. Ese es el balance que hace la Asociación para la Recuperación de la Pita Pinta Asturiana (ARPPA), con sede en Carreño, sobre la situación en la que se encuentra hoy en día la gallina autóctona. Los expertos confirmaron ayer, en Candás, coincidiendo con la celebración de la mayor exposición dedicada a este animal en España, que la raza ha evolucionado tanto a nivel morfológico como productivo. Y no sólo eso, su población también ha crecido en toda la región. En la actualidad, hay unos 5.000 ejemplares, más de la mitad integrados en este colectivo, volcado desde su fundación, en el año 2012, en la recuperación de la variedad roxa, aún la menos frecuente.

"En la primera exposición que hicimos, nos costó muchísimo poder juntar doce. Este año, sin embargo, han participado en el concurso más de cien gallinas pintas roxas", apuntó Ramón Díaz, veterinario y vicepresidente de la entidad. Estos datos sirven para demostrar que la pinta pinta cada vez interesa más en Asturias. Además, en todo este tiempo, la gallina autóctona ha ganado en belleza. Sus condiciones morfológicas ya rozan la perfección, puesto que los criadores han conseguido eliminar defectos comunes, como son la cola mal posicionada, un tamaño de cresta excesivamente grande o las orejillas blancas en lugar de rojas, tal y como detalló Esteban Borja Fernández, de Logrezana. Él y otros criadores de la región han logrado suprimir estas imperfecciones a base de selección. Y en ello juega un papel fundamental las exposiciones. "Son muy importantes, porque los jueces determinan cuáles son los mejores animales y a partir de ahí nosotros sólo trabajamos con los que tienen mayor puntuación para mejorar la raza", explicó Emilio Martínez, presidente de la asociación.

En esta ocasión, al concurso asistieron un total de 435 gallinas autóctonas, casi cien más que en la edición anterior. El premio de mejor animal de la exposición se lo llevó Diego Ovies, de Manzaneda (Gozón) con una gallina pinta negra, que obtuvo 96 de los 97 puntos totales, pese haber comenzado como criador hace tan sólo un año. "Siempre me gustó la raza y empecé con ello animado por la asociación", dijo Ovies. Junto a él, también recibieron galardón, Rufino Alonso, María Concepción García, Víctor Iglesias, Borja Fernández, Ramón Díaz y Conchita García, que llevaron a Candás los mejores machos y hembras de las cuatro variedades de pita pinta: negra, roxa, abedul y blanca, además del grupo de gallina de cuello pelado. Los jueces valoraron positivamente que los animales tuviesen cuerpos redondeados, gran plumaje, cola más bien corta, cresta y barbilla de tamaño mediano y orejillas rojas.

Pese a la labor que realiza el colectivo, su presidente, Emilio Martínez, aseguró que hasta la fecha no han recibido "ninguna subvención por parte de una entidad pública". En este sentido, Martínez pide una vez más al gobierno del Principado que sus más de 3.000 animales sean inscritos en el libro genealógico de la especie. A día de hoy, en este documento, tan sólo figuran las gallinas de los socios de la otra entidad regional, dedicada al cuidado de esta raza, la Asociación de Criadores de la Pita Pinta Asturiana (ACPPA). "Nos sentimos discriminados, porque no tenemos las mismas ventajas que el resto y la consejería de Agroganadería se debería de dar cuenta de que en Asturias hay más criadores que los que tienen reconocidos", denunció el responsable de la entidad, ahora con 82 socios de toda España.

El compromiso de la Asociación para la Recuperación de la Pita Pinta Asturiana va más allá de organizar exposiciones, su junta directiva también celebra charlas formativas para guiar a los socios en el cuidado de las gallinas, y desde este año también promueve una campaña, llamada "Pon una incubadora en tu cole", con el objetivo de dar a conocer la especie entre el público infantil. El proyecto ya se ha llevado a colegios de toda la región y continuará el año que viene, dado su éxito.

Compartir el artículo

stats