28 de enero de 2017
28.01.2017

Fomento revoca las restricciones de vuelo a los ultraligeros

Las naves pueden volver a operar desde La Morgal tras la prohibición provocada por una reordenación del espacio aéreo

28.01.2017 | 01:38

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) del Ministerio de Fomento, ha revocado las restricciones que se habían impuesto a los vuelos de ultraligeros en el entorno de las instalaciones del aeródromo de La Morgal.

La agencia ha respondido a la solicitud que había hecho la Dirección General de Deportes del Principado para que se suspendiese la limitación de vuelos en la zona, provocadas por cambios en los parámetros del espacio aéreo.

La reordenación del espacio aéreo tuvo lugar a mediados del pasado año. La agencia comunicaba entonces que se había producido una variación en el sistema de coordenadas del espacio aéreo. La Morgal se situaba entonces en el espacio reservado para la aproximación de vuelos experimentales al aeropuerto de Asturias y que, en consecuencia, se iba a restringir el tráfico de ultraligeros en la zona. Esta restricción fue recibida con una airada protesta de los usuarios del aeródromo, que pidieron que se buscase la manera de restablecer las cosas. La decisión dejaba en los hangares los cerca de 40 ultraligeros de La Morgal.

A raíz de las protestas de los usuarios, la Viceconsejería de Cultura y Deporte, a través de la Dirección General de Deporte, mantuvo varias reuniones con la intención de solucionar el problema y para que se normalizasen las actividades en el aeródromo llanerense.

Uno de los documentos que se entregaron para acreditar que estaban garantizados la seguridad y el buen funcionamiento del tráfico de ultraligeros en la zona fue una carta operacional entre el aeródromo y la torre de control del aeropuerto de Asturias, que figuró junto a la solicitud de suspensión de las limitaciones operativas a los ultraligeros.

De hecho, el visto bueno de la agencia estatal está supeditado al mantenimiento de dicha carta operacional.

Una de las restricciones clave de esta carta operacional está en asegurar, como señala en el texto, que "en ningún momento las aeronaves de estructura ligera sobrevolarán los polígonos industriales ubicados al sur del aeródromo, así como la urbanización de La Fresneda o cualquier otra zona urbana".

De esta manera se establecen nuevas garantías de seguridad para estas zonas que no estaban contempladas antes de la resolución.

Por último, el documento prescribe también que los pilotos de los ultraligeros que quieran operar en el aeródromo de La Morgal deberán de contar con la habilitación de radiofonista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook