Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villaviciosa, el concejo con peor salud de la comarca, sigue a la cola en la región

Bimenes es el único municipio que sube en el ranking asturiano, mientras que Nava, Cabranes y Sariego caen también en la lista

El centro de salud de Nava.

El centro de salud de Nava. M. M.

Los datos del Observatorio de la Salud de Asturias reflejan una caída general en los indicadores de salud de la Comarca de la Sidra, cuyos municipios están situados en la parte baja del ranking regional. El que ocupa la peor posición es Villaviciosa, que en el ultimo estudio, de 2016,

Solo Bimenes mejora sus resultados, pasando del puesto 43 al 41 en la lista, mientras que Nava cae del 46 al 49, Cabranes el 35 al 44 y Sariego, en el cambio más significativo de todos, pasa del puesto 29 al 52 en la tabla.

El caso de Villaviciosa es llamativo, puesto que buena parte de las malas cifras se debe a la consideración que los propios vecinos tienen sobre su salud. En los resultados de salud se mide, por una parte, la mortalidad, que en el caso de la Villa está en 35,08 personas por cada 1.000 habitantes; y por otra, la morbilidad, esto es, la prevalencia de enfermedades, que incluye tres indicadores: la mala autopercepción de salud, la prevalencia de enfermos crónicos y los tratamientos por ansiedad o depresión. En estos últimos dos indicadores, los datos de Villaviciosa son medios: un 41% de enfermos crónicos (el puesto 45 de Asturias), y un 23,41% de tratados por ansiedad o depresión (puesto 17 de Asturias); sin embargo, el indicador de la mala autopercepción de salud se dispara: un 13,50 por ciento de las personas, lo que sitúa al municipio en el puesto 76.

Nava es el caso contrario. Su caída se debe, por una parte, al aumento de la mortalidad, que se ha situado en 48,68 personas por cada mil habitantes, pasando del 43 al 61 del ranking asturiano, y a un alto porcentaje de enfermos crónicos, el 50,64, así como de tratados por depresión y ansiedad, un 32,75 por ciento. La mala autopercepcion de la salud, sin embargo, es muy baja, tan solo un 2,50 de las personas, una de las mejores cifras de Asturias.

Algo parecido sucede en Bimenes, que tiene una mortalidad de 30,34 personas por cada mil habitantes (el 35 del ranking asturiano), y una morbilidad alta, con un 50,64 por ciento de enfermos crónicos, un 32,75 por ciento de tratados por ansiedad o depresión, y una buena autopercepcion de la salud, que empata con Nava.

Respecto al concejo de Cabranes, tiene una de las mejores tasas de mortalidad de Asturias. Ocupa el puesto número cuatro de la región, con 18,54 fallecidos por cada mil habitantes. Sin embargo, los datos de morbilidad están entre los peores de Asturias. El municipio ocupa el puesto 72 de la tabla. La prevalencia de enfermos crónicos es del 50,74, los tratados por ansiedad o depresión son un 32,75 por ciento y la mala autopercepción de la salud se sitúa en un 6,10 por ciento.

Finalmente, el concejo de Sariego ha sido el que ha experimentado la mayor caída en el ranking y, aun así, se sitúa por debajo de los concejos vecinos de Nava y Villaviciosa.

En Sariego el aumento de la mortalidad ha sido bastante acusado. Con una tasa de 38,27 por mil, ha pasado del puesto 38 al 48 de Asturias. Pero lo ha sido mucho más la subida de la morbilidad. El municipio pasó del puesto 23 al 54. La prevalencia de enfermos crónicos se ha situado en el 50,30 por ciento y el porcentaje de enfermos tratados por ansiedad o depresión, en el 24,06 por ciento. En cuanto a la mala percepción de la salud, la tasa se situó en el 6,10 por ciento, el puesto 44 de Asturias.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats