07 de febrero de 2017
07.02.2017

Los vecinos de Lugones piden que se retire de las calles la publicidad de clubes de alterne

"Es una apología de la explotación de la mujer", critican los lugareños, molestos porque atenta también contra los niños

07.02.2017 | 01:39
El panel publicitario del cruce viejo de Lugones que emite un anuncio de un club de alterne.

La plataforma Lugones en Pie pide que se eliminen los anuncios de clubes de alterne de las calles de la localidad, después de verificar que el cartel publicitario luminoso del cruce viejo emite durante todo el día anuncios en los que puede verse a "una mujer semidesnuda" promocionando un local de esta naturaleza ubicado en el municipio.

El colectivo considera que este tipo de anuncios promueven "una presunta actividad ilegal como la prostitución" y contraviene los derechos de la juventud y la infancia. "Incide en la percepción de la prostitución como algo socialmente aceptado, favoreciendo su práctica o ejercicio por parte de menores", señalan. Del mismo modo, consideran que los anuncios en los que puede verse a una mujer "mostrando su cuerpo como si de un producto se tratase" tienen una intención más que cuestionable. "Es una apología de la explotación de la mujer", indican sobre un contenido que, aseguran, les genera "indignación y total rechazo" y recuerdan que no es la primera vez que se publicitan estas actividades en Lugones. "Estos anuncios son aquí, por desgracia un clásico, ya que es habitual verlos en vallas situadas a las entradas del pueblo", sostienen.

Los denunciantes reclaman que alguien aporte explicaciones sobre los motivos de que estos anuncios tengan cabida en la vía pública. "Queremos saber si alguien va a tomar cartas en el asunto", dicen sobre lo que ven como "un tipo de publicidad sexualmente explícita" que no respeta el horario infantil.

Entre lo que más preocupa a la plataforma está la ubicación del panel anunciador, pues este se encuentra en una de las zonas más transitadas de Lugones. Si bien es cierto que el anuncio en cuestión no se emite de manera constante, ocupa la pantalla durante varios segundos como ocurre con el resto de anunciantes que contratan este lugar de privilegio para dar a conocer sus productos.

Sin embargo, los vecinos consideran que el hecho de que esta actividad sea privada no debe impedir a las administraciones tomar medidas para salvaguardar determinados derechos, así como para defender "la dignidad de la mujer", cuya imagen cree que se ve seriamente dañada por este tipo de publicidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído