24 de febrero de 2017
24.02.2017

El Pleno rechaza la perrera pese a los informes jurídicos y técnicos favorables

La promotora seguirá adelante con el proyecto

24.02.2017 | 01:59
Los vecinos expresan su rechazo a la guardería canina en el pleno.

Incertidumbre. Esa palabra define el sentir del Pleno ante el rechazo de la aprobación inicial a la instalación de una guardería canina en La Tabla (Tamón) que contaba con informes técnicos y jurídicos favorables. Los votos en contra del PP se sumaron a las abstenciones del PSOE y Somos. Solo IU votó a favor de la perrera de Tamón, que trae de cabeza a los vecinos. Así las cosas, el secretario municipal consultará a la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) las dudas existentes, entre ellas la posibilidad de que la promotora del proyecto, la Fundación Protectora de Animales Principado de Asturias tenga que volver a tramitar de nuevo su plan. Todo está en el aire.

El portavoz de IU, Ángel García, fue breve en su intervención: se limitó a decir que el plan cuenta con informes municipales favorables y anunció su voto a favor. Seguidamente, Carlos López, su homólogo de Somos, cuestionó la ubicación de la guardería canina, sus dimensiones, y también criticó que el proceso no contó con la opinión de los vecinos. Pese a sus críticas, Somos se abstuvo. El PP, que votó en contra, fue el más duro con el proyecto, que ya había sido tumbado por la CUOTA hace dos años. Ese plan se modificó y redujo sus dimensiones iniciales; sin embargo, los populares no ven la función social del centro, "que incluye una veterinaria", y mantienen que el espacio que ocupa en una zona rural es "excesivo".

El portavoz del PSOE, Gabriel Rodríguez, se limitó a relatar el procedimiento habitual en este tipo de casos, es decir, que se abra un plazo de información pública y enviarlo a CUOTA. Pese a la incertidumbre, la portavoz de la protectora, Alejandra Mier, presente en el pleno, defendió que seguirá adelante con su plan y ve lógico que sea examinado por la CUOTA con informes municipales favorables. "Anteriormente, la CUOTA no nos puso objeciones a la clínica y sí cambiamos el plan según nos indicaron, pasamos de un espacio de 160 perros a 24, y también preveemos una zona de aislamiento para cuatro de ellos, y eso lo dice la ley", concluyó Mier, con dudas sobre el futuro del proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído