Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian hasta cuatro días de espera para una cita médica en el ambulatorio de Lugo

"Lo que no es normal es que aumenten los vecinos y seamos cada vez más mayores y no haya más facultativos", claman los parroquianos

"No es normal que pidas cita con el médico de cabecera y te la den para cuatro o cinco días después. Es intolerable". Varios vecinos de Lugo de Llanera denuncian que "las colas para ser atendidos" por sus doctores de atención primaria "son excesivas". Entienden que esta circunstancia atiende a una "sobrecarga en el número de cartillas por médico" y temen que esta situación "comience a desbordar los servicios de urgencia". Como posibles soluciones, los afectados lo tienen claro: "contratar más médicos".

"Pedí cita el lunes y me la dieron para el viernes. Eso, a ojos de cualquiera, no es normal. No podemos estar así. ¿Qué pasaría si se trata de algo grave?", se pregunta un usuario, visiblemente enfadado por la demora en las listas. Ante esta circunstancia, el llanerense lo tiene claro: "Lo único que van a conseguir es que se abarroten las salas de urgencia. No vamos a tener otro remedio", prosigue el paciente, que acude con regularidad al ambulatorio de Lugo y que apuesta por "reforzar la plantilla con más doctores".

Pero la lista de espera en atención primaria no es la única queja de los de Lugo, que también lamentan las "largas colas" que se forman en las salas de espera. "Las listas siempre van con retraso. Si te citan a las once, lo normal es que acabes entrando a las doce", lamenta otro usuario, a las puertas del centro de salud. "Deben poner más facultativos a disposición de los vecinos. Aquí la población aumenta, cada vez somos todos más mayores, pero no los médicos, que siguen siendo los mismos", clama.

Mientras tanto, la asociación de vecinos de Cafamilu de la localidad asegura "no tener constancia" de quejas recientes por esta circunstancia. Si bien, la entidad presidida por Ángel Fernández-Peña sí presentó este verano una batería de propuestas a la gerencia del área de salud IV (a la que pertenece Llanera), a instancias de los parroquianos, para tratar de mejorar el funcionamiento del ambulatorio.

Por aquel entonces, las principales carencias denunciadas por los de Lugo eran "la dificultad de concertar citas para el médico de cabecera a través del teléfono, sobre a todo a última hora de la mañana", una situación que venía dada "por la carga de trabajo de la persona encargada de desarrollar estar tarea"; y la "actitud de un facultativo, a veces machista según las usuarias".

Previamente, en primavera, varios vecinos se movilizaron para pedir un servicio de urgencias pediátricas en el mismo centro de salud. La petición fue desechada por la gerencia del área sanitaria, al entender que el número de habitantes de la localidad no eran suficientes como para habilitarlo.

Compartir el artículo

stats