02 de julio de 2018
02.07.2018
 

Villaviciosa se vuelca con Etelvino González por inculcar "el apego por nuestro patrimonio"

"No soy capaz de responder como se merece al cariño de todos", señaló, emocionado, el fundador y expresidente de la asociación "Cubera"

02.07.2018 | 01:16

"No digas que no te lo mereces, Etelvino, ni lo pienses". Con estas palabras se sumó el presidente del Principado, Javier Fernández, al homenaje a Etelvino González, arropado por un centenar largo de personas en una "comida familiar", como repetían los organizadores del evento, la asociación "Cubera", de la que el hijo predilecto de Villaviciosa fue fundador en 1984 y en la que ejerció como presidente desde 1999 hasta hace apenas cuatro meses.

Antes de pasar a la comida, el acto protocolario de intervenciones y regalos se cerró por todo lo alto con el "Asturias" de Albéniz a la gaita de José Ángel Hevia, que se sumó al acto en el último momento para mostrar su reconocimiento y respeto al homenajeado con una demostración más de su virtuosismo. Estuvo Etelvino arropado por muchos de sus consocios, sus amigos, buena parte de su familia, representantes de asociaciones del concejo con las que les une un lazo particular, concejales? un heterogéneo grupo de personas.

Emocionado y profundamente agradecido, Etelvino guarda con un cariño especial el reencuentro con sus compañeros de iniciativa a la hora de fundar "Cubera", Fernando Zaldívar, Miguel González y Manolo Blanco, una foto que volvió a reunirlos 35 años después de aquellos primeros pasos. También se mostró desbordado "por no ser capaz de responder como se merece al cariño de todos los que se acercan a saludarme".

El vicepresidente de "Cubera", Salvador Barro, le hizo entrega en nombre de todos los presentes de un detalle que reproduce en azabache la ventana de Valdediós que Rubio Camín convirtiera en logotipo de la asociación. "En azabache de la tierra, de Oles, precisó el actual presidente, Ángel Valle, porque hemos aprendido de ti el apego hacia nuestro patrimonio; tallado y no pulido, porque con ello resaltamos el trabajo, el esfuerzo, que hay detrás de una pieza que luego muchos ven solo como joya terminada; trabajado con mimo por una artesana local, María Pérez, a modo de modesta reivindicación de un espacio para los oficios tradicionales que, mientras vivan, mantendrán viva también una parte de nuestra identidad".

Tomó la palabra a continuación el periodista Evaristo Arce, para agradecer en nombre de "los presentes y de los muchos más que no han tenido ocasión de acompañarnos pero se han sumado a las felicitaciones y nos han pedido que te las hiciéramos llegar".

"No digas que no te lo mereces, Etelvino, ni lo pienses. No te incomode escucharnos hacer más evidente quién eres", le recriminaba cariñosamente el presidente del Principado, Javier Fernández, que le hizo llegar unas palabras de "admiración y un fuerte abrazo de amigo".

Otro amigo que no quiso estar del todo ausente, el presidente de la Junta General, Pedro Sanjurjo, destacaba en otro escrito la amistad que les une "desde hace más de 40 años", para pedir que se le trasladara al homenajeado la convicción de que "el recuerdo de su vida y su trabajo por el bien de nuestra tierra y nuestras gentes perdurará para siempre".

También la asociación Puente San Xuan d'Amandi quiso mostrarle su admiración haciéndole entrega de su trofeo conmemorativo, una reproducción del puente más característico de la parroquia natal de Etelvino, Amandi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook