02 de octubre de 2018
02.10.2018

Xivares, Pervera y Logrezana acogen los primeros análisis locales del aire

El Ayuntamiento contrata una estación portátil medidora de contaminación para obtener datos fiables sobre la polución

02.10.2018 | 00:47
La estación.

Carreño estudiará la calidad del aire en Xivares, Pervera y Logrezana. Lo hará a partir de hoy a las 11.00 horas, cuando quede instalada en la urbanización de Xivares la estación medidora de polución portátil contratada por el Ayuntamiento para este fin, que permitirá ofrecer datos sobre contaminación a la autoridad municipal por primera vez en la historia. Este proyecto ha tenido un coste de 114.460 euros, afrontados con el ahorro del ejercicio pasado.

La estación estará en la urbanización de Xivares durante los próximos seis meses. Los vecinos de esta zona llevan años quejándose de partículas de carbón en el aire, supuestamente procedentes del puerto de El Musel, muy próximo a la parroquia; algo que podrá saberse con certeza una vez finalice el estudio, ya que la estación medidora cuenta con tecnología capaz de registrar PM10 -pequeñas partículas sólidas o líquidas de polvo, hollín, metales, cemento o polen dispersas por la atmósfera y con un diámetro menor a los 10 micrómetros- y PM 2,5 -lo mismo, pero inferiores a 2,5 micrómetros-, y de dióxido de azufre combinado con ácido sulfíhídrico.

Una vez finalice su trabajo en Xivares, el dispositivo se trasladará a Pervera, donde también son recurrentes las quejas por el alto volumen de tráfico y de vehículos pesados, que en muchas ocasiones transportan mercancías.

De allí se trasladará a la parroquia de Logrezana, donde pasará por las localidades de La Barrera, La Granda y Tabaza, todas ellas zonas muy próximas a polígonos industriales, Fertiberia y la acería de Arcelor-Mittal. Ésta última concentra muchas quejas de los vecinos por supuestas fugas de gases de forma habitual.

Actualmente, las únicas estaciones medidoras de contaminación que hay en el concejo están en manos de empresas privadas; si bien sus datos son publicados periódicamente por el Principado, no es posible conocerlos en tiempo real. Colectivos ecologistas han sembrado la duda sobre si los datos que ofrecen estos aparatos son reales, ya que temen que las compañías puedan falsearlos para ocultar las consecuencias nocivas de su actividad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído