13 de enero de 2019
13.01.2019

Pruvia, cuarenta años de gaita y tambor

La banda "Fonte Fuécara", "muy ilusionada" con la nominación a los premios AMAS cuando cumple cuatro décadas, anuncia la grabación de un nuevo disco

13.01.2019 | 00:48
"Fonte Fuécara", en una actuación en Candás.

Desde hace cuarenta años, la gaita, el tambor y el bombo resuenan con más fuerza en Llanera. Cuatro décadas cumple ya la Banda de Gaitas "Fonte Fuécara", un referente en lo que a música tradicional asturiana se refiere. Además, coincidiendo con una fecha tan especial, la Academia de la Música Asturiana los ha nominado a los premios AMAS. "Nos hace una ilusión enorme, y más teniendo en cuenta que coincide con el aniversario", reconocen.

La agrupación musical nació en 1979 en Pruvia. El objetivo primigenio era disfrutar, difundir y proteger el folclore asturiano. Principio que han cumplido con creces y que siguen abanderando los veinte miembros que actualmente la componen.

Algunos llevan toda la vida ligados a la agrupación, como es el caso de su actual director, Rodrigo Molinos, que suma veinticinco años como miembro a pesar de tener tan sólo 36. "Comencé en el año 1994, con apenas 11 años", recuerda.

En 2003, Molinos se convirtió en el director de la banda, después de nueve años formando parte de ella. Con tal bagaje no es de extrañar que se deshaga en elogios hacia un grupo que es parte fundamental de su vida. "Somos una auténtica familia. En mi caso incluso conocí a mi mujer dentro de ella", relata.

Esta "familia" de gaiteros y percusionistas ha recorrido Asturias y España, e incluso ha tocado en países vecinos como Francia y Portugal. Además, para sus grabaciones y conciertos en directo añaden a los instrumentos tradicionales la flauta, la guitarra y la batería, entre otros.

En su haber, una casete grabada en el año 1990, que supuso la primera grabación discográfica de una banda de gaitas asturiana. Ésta no fue ni mucho menos la única ocasión en la que pasó por el estudio. "Fonte Fuécara" ha editado hasta ahora tres discos compactos, en 1994, 1997 y 2010, y prevé grabar el cuarto CD este mismo año. "En abril entraremos en el estudio", anuncia Molinos.

Para entonces quizá ya cuenten con un premio AMAS en su haber, aunque reconocen que "ya es ilusionante sólo estar nominados, así que imagínate si ganáramos, aunque está claro que será muy difícil".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook