Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gobierno sierense denuncia "conductas mafiosas" por parte de policías locales

Los agentes, dice el Ejecutivo, hacían el calendario a lápiz, para cambiarlo a su gusto, y algunos trabajaron tres días de media a la semana en el último semestre

El gobierno sierense denuncia "conductas mafiosas" por parte de policías locales

El gobierno sierense denuncia "conductas mafiosas" por parte de policías locales

"Absentismo laboral", "horas extraordinarias injustificadas", "destrucción irregular de documentación" y "conductas mafiosas impropias de un cuerpo moderno de un país democrático". El equipo de gobierno de Siero, que encabeza el socialista Ángel García "Cepi", denunció ayer las múltiples irregularidades presuntamente cometidas por un "pequeño grupo" de policías locales, algunos de los cuales han conseguido con sus manejos trabajar "una media de tres días a la semana" en el último semestre. En definitiva, una actitud "poco profesional", "un enorme coste económico para Siero" y un "engaño a la ciudadanía", que los dirigentes locales han cortado de raíz: de momento, ya han llamado a declarar a dos agentes, como paso previo a la posible apertura de expedientes disciplinarios.

Antes que nada, un matiz: "la mayor parte de los policías locales quieren hacer las cosas bien", es "un pequeño grupo de agentes", los más beligerantes con el Alcalde", el que protagoniza hechos como "no ir a trabajar de manera sistemática", resaltaron fuentes del equipo de Gobierno, que lanzaron una severa advertencia: "Iremos hasta donde la ley nos permita para exigir responsabilidades".

Fue el propio regidor quien descubrió que el calendario laboral. Pero es que, además, los calendarios se iban destruyendo a medida que pasaban los meses, lo que imposibilitaba saber cuántos días trabajaba cada uno de los 49 policías municipales de Siero.

Los dirigentes municipales, con la ayuda de los partes diarios, han reconstruido los calendarios de este año y han descubierto hechos tan sorprendentes como que dos agentes, que se cuentan entre los más beligerantes con el equipo de Gobierno, trabajaron en los últimos seis meses 71 y 76 días, lo que supone una media de 3,16 y 2,99 días a la semana, muy por debajo de la jornada legal obligatoria. "Pero los sueldos sí los cobraban íntegros, y en algún caso cercanos a los 40.000 euros al año", resaltaron las autoridades municipales.

Los agentes implicados en estos ardides enlazaban descansos con vacaciones, permisos de todo tipo, e incluso bajas por enfermedad, y en algunos casos cuando acudían a trabajar lo hacían cobrando horas extraordinarias. Varios agentes ni siquiera tienen apuntes en el calendario, lo que podría significar que no trabajaron durante varios meses. Ejemplos: Uno de los policías trabajó 8 días en julio y 7 en agosto; otro 5 en julio y 6 al mes siguiente... Y, presuntamente, varios de los agentes incumplieron la normativa vigente, que contempla que sus vacaciones pueden dividirse, como máximo, en cinco días sueltos y el resto en períodos de un mínimo de cinco días seguidos.

Pero hay más: un agente no trabajó ningún día ni en octubre ni en noviembre. Según el equipo de Gobierno, entre los policías locales hay una suerte de "pacto no escrito", presuntamente ilegal, que hace que no tengan que acudir al trabajo durante los tres meses anteriores a su jubilación. "Y si alguien pregunta el porqué dicen que tienen horas pendientes de años anteriores, un hecho que no se puede constatar, precisamente, porque los calendarios de trabajo se destruyen, así que no hay base documental, ni prueba", añadieron los mandatarios del Ayuntamiento.

Además, los policías locales eran hasta hace solo unas semanas los únicos empleados municipales que no fichaban (el equipo de gobierno instaló por tres veces controladores de presencia por huella y en todos los casos fueron destruidos) y algunos agentes ni siquiera redactaban los partes diarios, así que "no los controlaba nadie".

La legislación exige la elaboración del calendario anual de trabajo, que obliga a los agentes a trabajar 1.642 horas al año, 37 horas y media a la semana. Una parte de los agentes sierenses se quedan muy lejos de estas exigencias legales, según los dirigentes municipales, que afirman que este es un "problema sistémico", que se registra también "en otros ayuntamientos".

Turnos de 3 agentes con 49 en plantilla

Las autoridades municipales de Siero se encontraron en la comisaría con cuadrantes hechos a lápiz, que incluyen claves que solo entienden los implicados, como puntos o comas junto a los números que representan los turnos de los policías locales. Hay agentes que acumulan hasta doce días seguidos de descanso (no vacaciones) y otros que han trabajado tres, cinco o seis días en un mes, lo que provocaba turnos con solo tres agentes, pese a que hay 49 efectivos.

Compartir el artículo

stats