04 de febrero de 2020
04.02.2020

Un informe pericial tasa los daños del argayo de Xivares en 50.000 euros

Los materiales siguen en la pista polideportiva y no hay previsión de fecha para su retirada

04.02.2020 | 01:06

La comunidad de vecinos de la urbanización "Playa de Xivares" encargó un informe pericial para que un técnico valorase los daños ocasionados por el gran argayo que inutilizó la pista polideportiva. El administrador de la urbanización, Víctor E. Fernández Villanueva, concreta que el perito tasó los desperfectos en este espacio en alrededor de 50.000 euros. Esta cantidad representa, aproximadamente, el coste que tendría reponer la valla perimetral del recinto, así como la canasta y la limpieza de todo este espacio. El firme, por otra parte, no sufrió daños a pesar de la cantidad de tierra que cayó sobre él, según detalla el informe pericial.

La pista polideportiva de la urbanización de Xivares sigue inutilizada. De momento, aún no se ha determinado quién debe proceder a la limpieza de los materiales ni quién es responsable de los desperfectos. El administrador de la urbanización concreta que se van a reunir con personal del Ayuntamiento de Carreño, previsiblemente durante la primera quincena de este mes, para abordar en qué situación se encuentra el asunto.

Para empezar, el Ayuntamiento necesita conocer cuál es el organismo propietario de la ladera para, posteriormente, reclamar el dinero que al Consistorio le supuso afianzar la ladera provisionalmente y ejecutar una serie de drenajes para evitar nuevos argayos en la zona. Por otro lado, el administrador de la urbanización avanza que "el Ayuntamiento encargó un estudio a una empresa externa para que hiciera un proyecto que abarque toda la ladera desde Xivares hasta Perlora", concreta Fernández Villanueva.

Mientras tanto, los vecinos de Xivares tendrán que esperar para poder volver a hacer uso de la pista polideportiva de la urbanización. Ese espacio, frecuentado habitualmente por niños y jóvenes residentes en la zona, está en la misma situación desde que se produjo el argayo, el pasado 24 de noviembre, hace más de dos meses.

Por otro lado, los desprendimientos en la senda que va desde la urbanización hasta Perlora siguen sucediéndose, por lo que hay tramos cerrados al paso peatonal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook