06 de febrero de 2020
06.02.2020

El Supremo rechaza el último recurso y aprueba la gasolinera de Ullaga

El tribunal condena al demandante a pagar 1.000 euros de costas al Ayuntamiento y los propietarios

06.02.2020 | 01:14
La gasolinera de Ullaga, en Pola de Siero.

El culebrón de la gasolinera de Ullaga -denunciada por un particular que consideraba que la construcción de la estación de servicio había sido ilegal- ha quedado prácticamente concluido. El Tribunal Supremo no ha admitido a trámite el recurso de casación que había presentado el denunciante contra el acuerdo de la Junta Local de Siero en el año 2018, que aprobaba la legalización de la gasolinera y la tienda auxiliar de la estación de servicio. A su vez, el mismo organismo impone expresamente las costas, de 1.000 euros, al denunciante en favor del Ayuntamiento y de la propietaria de la gasolinera.

La decisión del Supremo ha llevado la alegría al gobierno municipal, que lleva peleando este expediente desde principios del pasado mandato. "Esto confirma que no hubo ninguna mala intención y que el plan especial que elaboramos era el paso adecuado. Ya no está en duda que se haya tramitado bien", subrayó el alcalde, el socialista Ángel García, tras conocer la noticia. El regidor también quiso agradecer el trabajo del personal jurídico municipal, "que ha sufrido mucho con esto". Asimismo, García fue crítico con "algunos grupos de la oposición que han querido sacar rédito político de este caso, en contra del interés de la ciudadanía".

Y es que el caso de la gasolinera de Ullaga es harto complicado y muy largo. La gasolinera se inauguró en junio de 2016 con las licencias preceptivas de obra y actividad, pero, tras la denuncia de un particular, fueron anuladas judicialmente las correspondientes a la cafetería. También hubo otro proceso judicial por los accesos, que obligó a cerrar completamente la estación de servicio. El Ayuntamiento, con la intención de regular la situación, aprobó un plan especial y volvieron a conceder las licencias, pero los magistrados tampoco dieron el visto bueno.

Finalmente, el recurso presentado ante el Tribunal Superior de Justicia dio el visto bueno a la reapertura y el Supremo lo ha confirmado. La cafetería ya no se podrá abrir, pero se han podido salvar la estación de servicio, los boxes de lavado y el aparcamiento interior.

Sin embargo, las plazas para automóviles en la zona exterior siguen pendientes de un proceso en otro juzgado. Aún así, el propio personal jurídico del Consistorio recalca que "sobre esta parte ya no existe reclamación patrimonial".

No obstante, aún está pendiente de resolverse la petición de indemnización de los propietarios de la gasolinera, que reclaman al Ayuntamiento 390.561 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído