Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cooperativa Axuntase recibe el proyecto de obra del "cohousing" en Llanera

Será el primer edificio bioclimático de Asturias, con 36 viviendas y 250 personas interesadas

Recreación de un salón con el "invernadero" en la terraza del proyecto de obra de Nacho Cabal.

Recreación de un salón con el "invernadero" en la terraza del proyecto de obra de Nacho Cabal. REPRODUCCIÓN DE S. ARIAS

La cooperativa Axuntase ha recibido el proyecto de construcción de las viviendas de "cohousing" intergeneracional que impulsan en Caraviés (Llanera). Será el primer edificio bioclimático de Asturias con 36 pisos de 50 y 75 metros cuadrados, un gran comedor y cocina común, salones, biblioteca, áreas polivalentes para practicar deportes o desarrollar talleres y un espacio abierto a todos los vecinos del concejo donde harán diversas actividades. "Es un proyecto muy interesante porque es una evolución de la vivienda tradicional, es planificar cómo va a vivir la gente en espacios comunitarios pero de forma autónoma", explica el arquitecto Nacho Cabal.

El proyecto será presentado el próximo 19 de marzo en la biblioteca del Fontán de Oviedo y el día 21 en la Casa de Cultura de Lugo, donde la cooperativa explicará cómo acceder y en qué consiste la vida comunitaria. "Hay más de 250 personas interesadas, de las que 40 están muy implicadas asistiendo a los talleres y todo lo que organizamos para preparar el proceso de convivencia", detalla María Asunción Rodríguez, presidenta de la cooperativa, muy contenta con cómo ha quedado el proyecto de obra basado en la sostenibilidad energética y social.

Así, todas las viviendas tendrán orientación sur, la más óptima, y contarán con una especie de invernadero que potenciará el calor del sol en invierno y se puede abrir en verano. Además, las aguas se reutilizarán. Por ejemplo, el sobrante de la ducha podrá servir, una vez que pase por filtros naturales, como riego o para los inodoros, explica Cabal. Todo bajo criterios bioclimáticos que permitan un uso sostenible de la energía. También se tratarán los residuos. "Hemos tenido mucha libertad en los planteamientos arquitectónicos y compartimos muchos de los criterios que tiene la cooperativa, como las estructuras bioclimáticas", apunta el arquitecto.

Y entre esas peticiones está la de organizar una comida común al día, de ahí el comedor y cocina común. Y, también, todas las especificaciones de construcción sostenible. Además, otro de los objetivos de la cooperativa es favorecer el comercio de proximidad y los productos kilómetro 0 acudiendo a los agricultores y ganaderos de la zona.

El "cohousing" ha llegado para quedarse en Llanera y en los próximos dos años se desarrollará el proyecto arquitectónico que prevé estar listo en 2022, para la entrada de los habitantes.

Compartir el artículo

stats