Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un lagarero de Tiñana propone vender la sidra excedente para hidrogel

La idea evitaría "ventas desesperadas, a precios ridículos", dice el empresario Carlos González

Carlos González ofrece un culín.

Carlos González ofrece un culín. A. I.

Un lagarero de Tiñana, Carlos González Ballesteros, ha propuesto a la directiva de la Asociación de la SidraAsturiana (ASSA) que se plantee la venta del excedente de sidra a empresas alcoholeras para que puedan fabricar hidrogel desinfectante. El lagarero explica que "en el mundo del vino existe la entrega

Actualmente, González Ballesteros concreta que "los lagares tenemos un excedente muy importante". Y es que el cese de actividad de la hostelería supuso una merma de ingresos que ronda el 90%. Por ello, muchos lagares ni siquiera han empezado a embotellar sidra del año y tienen gran parte de los toneles a rebosar. Con esta situación, apenas disponen de espacio para poder albergar la próxima cosecha de manzana. La idea de intentar vender el excedente de sidra a alcoholeras también se fundamenta en otras cuestiones, como la escasez de alcohol que existe en el mercado para fabricar gel desinfectante y otros derivados, así como la situación que vaticina que se podría llegar a dar en los lagares asturianos, donde "podrían darse ventas desesperadas en el sector, a precios ridículos", debido a la ausencia de demanda en las últimas semanas y al gran excedente de sidra que existe en los lagares.

Liberar los lagares asturianos del excedente de sidra supondría también un alivio para los dueños de las plantaciones de manzana. Y es que el hecho de que los lagares dispongan de espacio donde albergar la cosecha sería una garantía para estos agricultores, cuyo nicho de mercado es prioritariamente el sector sidrero. La venta de la sidra de más a alcoholeras, aunque se hiciera a bajo precio, "mejoraría la situación económica de las empresas y se podría reincorporar a parte de la plantilla de trabajadores que ahora están en ERTE".

La compra de los excedentes de sidra tendría que hacerse a través de las administraciones. Y este hecho, según González Ballesteros, supondría también potenciar la imagen pública del sector y su compromiso con la crisis sanitaria del covid-19.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats