Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pravia endurece la norma contra el ruido nocturno: ni música ni ladridos de perros

El gobierno local modificará la ordenanza de convivencia ciudadana, que establecerá sanciones económicas de entre 300 y 3.000 euros

Estatua del perro "Rufo", en Oviedo

Estatua del perro "Rufo", en Oviedo

Los ladridos de perros y ruidos de otros animales domésticos, así como otros sonidos que perturben el descanso de los ciudadanos, serán multados en Pravia. El ayuntamiento trabaja en la modificación de la ordenanza de convivencia ciudadana, de 2008, para ampliarla y recoger algunos aspectos que generan quejas recurrentes entre

El equipo de gobierno, del PSOE, decidió iniciar los cambios en la ordenanza después de recibir varias quejas y requerimientos de vecinos, inquietos por molestias sonoras que afectaban a su descanso nocturno y a la buena convivencia vecinal. “Ante la dificultad por parte del Consistorio para actuar, debido a que muchos de estos aspectos no están recogidos en ningún documento que sostenga las sanciones o actuaciones necesarias, encargamos la redacción de una modificación de la ordenanza de convivencia ciudadana”, explica el alcalde, David Álvarez.

Además, la iniciativa de sancionar por ruidos requeriría del acceso a viviendas para realizar las mediciones oportunas y ello, a su vez, de que esta actuación esté prevista en la normativa municipal.

Con la modificación está previsto regular el alboroto procedente del interior de los domicilios. Los ejemplos que se ponen,“ruidos, voces, músicas u otras fuentes sonoras”, son los que han centrado las quejas vecinales. Una vez en vigor la nueva ordenanza, nada deberá trascender a la vía pública ni a la comunidad vecinal, especialmente en las horas de descanso. Y que conste, los ladridos de perros o ruidos de animales domésticos, están incluidos en el catálogo de incomodidades que no se deben causar al prójimo.

Según se desprende de la propuesta de ordenanza en la que trabajan, el horario de descanso nocturno se establece en el intervalo comprendido entre las diez de la noche y las ocho de la mañana. Tiempo en el que estará prohibido hacer ningún ruido que pueda salir de las paredes de las casas. Ni gritos, ni música, ni mover muebles o que ladre el perro. La ordenanza también prevé sanciones para los ruidos en la vía pública con especial atención a los de vehículos con escape modificado. Estarán también prohibidos los petardos o los cohetes y voladores.

El texto también añade la prohibición de quemar rastrojos, restos de podas o encender hogueras en espacios privados visibles desde la vía pública, cuando las condicionesm climatológicas favorezcan la propagación del fuego. La ordenanza abordará asimismo el sacudido de alfombras: de 7 de la mañana a nueve y media, pero, en todo caso, vigilando que no se generen molestias.

Las infracciones previstas en la ordenanza oscilan en función de la gravedad de los hechos acontecidos: se establecen 300 euros para las faltas leves y hasta 600 euros las graves. El máximo, los 3.000 euros para las consideradas muy graves.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats