Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El desembarco de Lions Beer en Colloto, con la nave casi lista, prácticamente descartado

Fuentes cercanas a la operación apuntan que, tras el fallecimiento del presidente de Cafento y en las circunstancias de pandemia, “es difícil”

Nave en la que tenía previsto instalarse Lions Beer en Colloto. | A. I.

Nave en la que tenía previsto instalarse Lions Beer en Colloto. | A. I.

Una de las operaciones empresariales más sonadas de los últimos meses en el concejo de Siero –con permiso de Amazon– está a punto de irse al traste. La llegada de Lions Beer al polígono Águila del Nora de Colloto está prácticamente descartada, a pesar de que la nave en la que iban a instalarse estaba ya avanzada. Así lo apuntan fuentes cercanas a la operación, que apuntan a dos motivos fundamentales. El primero, el fallecimiento del presidente del grupo Cafento, firma asociada a la inversión de la cervecera leonesa. El segundo, la situación de pandemia mundial, que había retrasado ya los planes de Lions Beer para empezar a funcionar en Asturias.

La previsión del fabricante de bebidas era llegar a Colloto ya a finales del pasado año. Después, por la situación sanitaria, se comenzó a hablar de que el desembarco llegaría en primavera.

La nave en la que se tenía que ubicar la cervecera estaba casi lista desde hace varias semanas. Sus representantes veían a la vuelta de la esquina la apertura y contaban con un plan que los llevaría a montar locales de su marca en diversos puntos del Principado en los próximos años. Sin embargo, los trabajos en el interior de las instalaciones están parados. El fallecimiento de Carlos Rodríguez, presidente de Cafento, ha sumido el proyecto en la incertidumbre.

El proyecto era una operación muy importante para el concejo –con la previsión de crear 16 nuevos empleos– y especialmente para esta área industrial, que está en pleno desarrollo, siempre dependiendo de qué suceda con el edificio histórico de El Águila Negra y con el resto de las parcelas que se están generando en torno a él. El recinto ya acoge otra firma cervecera de pequeña producción y de reciente creación, D’Equí, que ha cosechado numerosos reconocimientos.

El desembarco de la empresa leonesa debía suponer un revulsivo para la zona. La instalación de Lions Beer conllevaba una inversión de cuatro millones de euros. De ellos, uno lo aporta la Sociedad para el Desarrollo de las Cuencas Mineras (Sodeco). Ahora, con todo en el aire, el otro foco de atención en el polígono sierense es el edificio histórico de la cervecera El Águila Negra.

La propiedad continúa negociando su venta con varios interesados, pero la operación no acaba de concretarse por discrepancias en los términos económicos. De frenarse ambos negociados, sería un duro golpe para la zona.

Compartir el artículo

stats