DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La exhumación de los restos de las fosas de El Rellán, en Grado, comenzará el 16 de junio

La prospección del terreno indica que gran parte de los enterramientos podrían estar debajo de la granja edificada sobre un área de la finca

Voluntarios de la ARMH, en las labores de prospección, el pasado mes de abril. | S. A.

Voluntarios de la ARMH, en las labores de prospección, el pasado mes de abril. | S. A.

La exhumación de los restos de las víctimas de la represión franquista de las fosas de El Rellán, en Grado, comenzará el próximo 16 de junio. La asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ya ha finalizado el informe técnico de la prospección arqueológica realizada el pasado mes de abril, que indica que hay más cuerpos en la zona donde aparecieron tres cadáveres en julio de 2020, cuando se intervino por primera vez. Además, da idea de que los enterramientos continúan hacia la granja que fue edificada sobre la finca con posterioridad a los enterramientos.

“Parece que se mete hacia la edificación es decir, que vamos a tener gran parte de los restos debajo y va a haber que hacer una tercera intervención”, explica Arantza Margolles, arqueóloga de la asociación.

El planteamiento es que, una vez que se exhumen los cuerpos de la fosa ya delimitada, cuyos trabajos comienzan en junio, se proceda más tarde al derribo del inmueble de la granja para iniciar la siguiente intervención en los terrenos sobre los que está la construcción en la actualidad. En el informe de prospección también se aprecia que la fosa va pegada al río Cubia, por lo que el deterioro de los restos “puede ser importante ya”.

En total, los voluntarios del colectivo prospectaron tres cuartas partes de la finca en abril, advirtiendo un suelo poco profundo entre la edificación de la granja y la carretera, donde no se aprecia movimiento de tierras y sólo se han hallado algunos restos de fauna y herramienta de la antigua explotación ganadera. También se encontraron con diverso material vinculado a la trinchera que cruzaba la zona en la Guerra Civil y que, probablemente, se utilizó para enterrar a las víctimas de la posguerra.

El estudio apunta a la zona cercana al río, donde aparecieron tres cuerpos el año pasado y donde han atestiguado la presencia de más restos de víctimas en las catas realizadas durante la prospección. Un estudio del terreno que continuará en paralelo a las labores de recuperación de los cadáveres en junio para completar la totalidad de la finca, propiedad del Ayuntamiento de Grado, que la adquirió para realizar la exhumación. “El día 16 vamos a volver y proceder a la exhumación, por fin, de los restos. Ya delimitamos el contexto de la fosa y ahora vamos a proceder a exhumarlos, a trazar concretamente esa delimitación y vamos a ver hasta donde llega y hacer el trocín que queda de prospección mecánica”, señala Margolles. Unas labores que, estiman sus responsables, les llevará un plazo de entre cuatro y cinco días.

Compartir el artículo

stats