Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Rufa” triunfa en el teatro Prendes de Candás con tres premios "Aurora Sánchez"

La obra del grupo sierense “Valdesoto” se lleva el galardón a mejor interpretación, al mejor texto y a la mejor actriz del Salón de Teatro Costumbrista de Candás

Foto de familia de los galardonados, ayer, en el Prendes

Foto de familia de los galardonados, ayer, en el Prendes

“Rufa”, la obra que estrenó el grupo de teatro “Valdesoto” en el XXXI Salón de Teatro Costumbrista Asturiano de Candás, que patrocina LA NUEVA ESPAÑA, triunfó en la XIX gala de los premios “Aurora Sánchez” que se entregaron ayer noche en el Teatro Prendes. La compañía de Siero se llevó tres galardones: el premio a la mejor representación, que otorga el público, el “Aurora” al mejor texto, que recogió Pepín García ,y el de mejor actriz protagonista que Cristina Palacio consiguió ex aequo junto a Elisa Álvarez, del grupo “Rosario Trabanco", de Gijón por la obra “Los galgos”.

Pepín García, director del grupo “Valdesoto”, reconoció que “Rufa” llevó “su tiempo cociéndose y le añadí el toque sentimental que me recomendó mi hermano cuando el año pasado disfrutó de nuestra obra en Candás”. Según el actor el premio “no sólo es mío sino de todo el grupo”. Agradeció a sus compañeros Cristina Palacio y Nacho Fernández por su ayuda “para rematar la obra”. “Candás es la segunda casa para Valdesoto”, aseguró el autor premiado.

Cristina Palacio recogió el “Aurora” del público para Rufa”. La actriz agradeció al Ayuntamiento de Carreño “por apostar un año más por la cultura segura”. Celebró que la obra llenara el aforo del Teatro Prendes y pidió disculpas si la obra “pudiera ofender a alguien”. “Rufa” es “una historia y las historias hay que escribirlas”, añadió.

Cuando recibió el Aurora a la mejor actriz señaló que “lo que más me presta es compartirlo con Elisa, esa gran mujer de la escena asturiana”. Según Palacio las protagonistas “no son nada sin los secundarios y el resto del equipo”

Por su parte, Elisa Álvarez dedicó el premio a sus compañeros del grupo “Rosario Trabanco” y al resto de quienes hacen teatro costumbrista “porque en las actuales circunstancias está siendo muy difícil. “Seguimos sintiendo ese gran amor por el teatro asturiano”, añadió. El grupo cultural “Xana”, de Perlora también se llevó tres “Aurora” por su obra “Muerte entre les berces”. El grupo de Carreño se llevó el de mejor dirección, para Rosa Ana Muñoz, el premio al mejor decorado e iluminación; y el de mejor maquillaje y vestuario.

Muñoz, con el premio a la mejor dirección, quiso compartir el galardón que lleva el nombre de Eladio Sánchez con todos los nominados “por sus trabajos y trayectoria”. Agradeció a Xana por confiar en ella en la autoría y dirección de la obra. “Desde que vi con 7 años a mi tía en el Prendes actuar en una obra de Eladio Verde corre el teatro por mis venas”, reconoció. El grupo “Rosario Trabanco” se llevó otro “Aurora” en la gala de ayer. Fue el que consiguió Mery Suárez como mejor actriz secundaria. Por su parte, Quillo Coto consiguió el premio al mejor actor por la obra “Les promeses del mío Antón”, de la compañía de Carmen López y Miguel Ángel Peinado se hizo con el galardón al mejor actor secundario por “El cantar de los pipiolos”, del grupo de teatro “Padre Coll”, de La Felguera.

“Anxelu”

Además, el premio “Anxelu” que se entrega a los mejores que intervienen en la noche de sainetes fue a parar al actor Nacho Fernández, también nominado este año como director junto a Pepín García en la obra de “Valdesoto” y como mejor secundario en la obra de “Carbayín”. Nacho Fernández recibió el “Anxelu” por ser “uno de los actores más polifacéticos y versátiles en la escena teatral asturiana”. Nacho Fernández agradeció “sorprendido porque no lo esperaba y emocionado” el premio “Anxelu” que consiguió con el grupo “Carbayín”. Se lo dedicó especialmente a su hija Alba, que actúa con él en el grupo de teatro “Valdesoto” y a su mujer Sandra.

En la gala se hicieron entrega de los “Aurora” honoríficos que en esta ocasión recayeron en los conserjes del Teatro Prendes que se jubilan este año. Se trata de José Muñoz Álvarez, Esther López Fernández y María Jesús González García. Los tres han ejercido su trabajo durante más de treinta años “con dedicación, constancia y en los últimos tiempos con la capacidad de reacción en todo momento para que la cultura asturiana sea segura”. La organización consideró a los homenajeados “piezas fundamentales que hicieron posible que el Teatro Prendes sea realmente la voz de la música, los ojos del cine y el corazón del teatro”.

La XIX gala de los “Aurora Sánchez” se desarrolló en el transcurso de una obra teatral escrita y dirigida por Alain Fernández, director del Prendes y con la participación de intérpretes de compañías que se llevaron el premio el pasado año. Intervinieron Chusa Juarros y Juanjo Alonso Tresguerres, de “El Hórreo”, de Barcia (Valdés); José Ramón Oliva, de “Carbayín” (Siero); Nacho Fernández, Pepín García, Cristina Palacio y los pequeños Alba Fernández y Mateo Paniceres, de “Valdesoto” (Siero); Norberto Sánchez, Sergio Buelga , Armando Felgueroso y Josefina García, de la “Compañía Asturiana de Comedias” (Gijón); y Maruja Gómez del grupo “Garrapiellu”, de Pillarnu (Castrillón).

La gala llevó por título “”Cróniques d´un pueblu...de gala” y fue la reivindicación de la Asturias vaciada que “merece el reconocimiento para vivir y sólo para ser visitada”. No faltó el humor, las risas y hubo tiempo para la nostalgia. Un año más se escuchó en el Prendes la voz de Arsenio González con su poema dedicado a “Aurora Sánchez”. La sonrisa de Arsenio es desde hace tres años la imagen del Salón teatral de Candás.

Compartir el artículo

stats