Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sabil, el centro de Santo Adriano que impresionó al consejero de Ciencia

Borja Sánchez pone en valor el semillero de empresas del concejo: “Ha sido un descubrimiento ver lo bien que funciona”

El Consejero, quinto por la izquierda, ayer, con los responsables del centro y de las empresas.

“Un descubrimiento” y una “sorpresa”. Eso fue para el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, ver “lo bien que funciona” el Centro de Empresas Villa Tecnológica El Sabil, en Santo Adriano, un semillero de empresas y proyectos de investigación e innovación. Lo visitó ayer, acompañado por la alcaldesa, Elvira Menéndez, y por la responsable de la Agencia de Desarrollo Local del concejo, Cristina López. Además, se reunió con los emprendedores que tienen alojadas empresas en el centro.

El consejero hizo especial referencia a la diversidad de propuestas empresariales innovadoras que conviven en el centro y lo puso ejemplo de reactivación de la zona rural. El Sabil está concebido como laboratorio de innovación social y acoge distintos proyectos de investigación e innovación como el ecomuseo La Ponte, un negocio de fabricación de hidromiel, además de empresas de marketing audiovisual, producción teatral y residencias artísticas, entre otras.

“Ha sido un descubrimiento ver lo bien que está funcionando el centro y quiero felicitar a la alcaldesa y a la responsable del proyecto por su esfuerzo”, explicó Sánchez, que vio en el centro de Santo Adriano “un reflejo de toda esa apuesta por la innovación social y por los nuevos modelos de negocio muy ligados al ámbito rural y que además tanto recorrido tienen en Asturias en concejos como Santo Adriano, en una zona rural, pero muy cerca de Oviedo”.

El consejero animó a los responsables del proyecto a seguir “en esta línea” y aseguró que estará pendiente de su desarrollo. “Me ha sorprendido la concepción que tienen del centro, como un auténtico laboratorio social, cada uno con un modelo de negocio y esto es lo que crea un ecosistema tanto por la juventud de las personas como por las actividades que se desarrollan”, concluyó.

Compartir el artículo

stats