Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villaviciosa tendrá un invernadero inteligente para crear aplicaciones informáticas agrícolas

El equipamiento se ubicará en las instalaciones del CTIC en Peón, donde se desarrollan innovaciones tecnológicas para diseñar una aldea 4.0

La sede del centro de innovación agraria de Peón (Villaviciosa). | Juan Plaza

Villaviciosa se pone a la vanguardia de la agricultura 4.0. El Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación (CTIC) va a instalar próximamente en el centro de experimentación y de innovación para el medio rural que ha puesto en marcha en el valle de Peón un invernadero inteligente que supondrá una auténtica novedad para este ámbito de investigación. Y es que, a diferencia de los ya existentes en otros institutos agrícolas y ganaderos, centrados en el estudio de la agronomía, el que se va a encargar de inmediato para el equipamiento maliayés se diseñará específicamente para generar “conocimiento y resultados de software y hardware” de cara al desarrollo de la agricultura 4.0, basada en una mayor eficiencia, rendimiento y automatización de la actividad gracias a la implantación de las nuevas tecnologías.

El invernadero inteligente de Peón se dividirá en cuatro contenedores y se ubicará al sur del edificio que alberga el denominado “Ruraltech” del CTIC. Cada uno de esos espacios será una zona específica de experimentación y contarán con un bancal elevado dotado de un sistema de climatización independiente, para que puedan estar a diferentes temperaturas. Los rangos en los que se moverán oscilan entre los diez y los cuarenta grados. Por lo que se refiere a la humedad, habrá un sistema de regulación para conseguir porcentajes que vayan del 40 y al 100.

Simulador de lluvias

El contrato que lanza ahora el CTIC para contar con este equipamiento, cuyo coste se espera que ronde los 156.000 euros, incluye sistemas para su oscurecimiento mediante lonas o placas opacas, que permitan dejar sin luz a los cuatro bancales de forma simultánea, así como la simulación de lluvias, sea a través de microaspersores o con rociadores que permitan incorporar “mantas de lluvia” de intensidad controlada.

Otro de los servicios con que contarán estos modernos invernaderos consiste en una iluminación regulada y enfocada a las necesidades del cultivo que se esté estudiando en cada barcal. El objetivo primordial es, según indican los promotores de la iniciativa, “simular el ciclo del día y la noche”, alcanzando, si ello fuera necesario, la luminosidad de un día totalmente soleado.

La intención del CTIC es disponer de estos dispositivos en su centro de investigación agraria de Peón antes de que concluya el presente ejercicio. El equipo de “Ruraltech” está especializado en la analítica de datos e inteligencia artificial al servicio de las explotaciones forestales, el control de los bosques a través de la sensorización, la monitorización de los animales del entorno o el control de la trazabilidad de los productos ecológicos por medios tecnológicos. Su actividad se estructura en cinco líneas de trabajo: transformación digital para empresas rurales, innovación tecnológica para la calidad de vida de las personas, apoyo a entidades y grupos de desarrollo local, demostraciones de tecnologías rurales y lugar de encuentro para agentes relacionadas con el sector.

La Fundación Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación (CTIC) se constituyó el 5 de diciembre de 2003 como una organización de naturaleza fundacional privada, de carácter cultural, social y benéfico-docente, sin ánimo de lucro. “Ruraltech” es su apuesta para definir y diseñar la aldea 4.0 de Asturias.

Compartir el artículo

stats