DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente A. Montes Álvarez

Tormentas

Llevo tiempo valorando positivamente el talante conciliador y pragmático de nuestro alcalde, Ángel García, y esta valoración es compartida por un importante número de ciudadanos. Esta semana he sufrido un revés en mi apreciación. Leo que ha expulsado de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento a la concejala de Ciudadanos Patricia Martín. La argumentación que se expresa en prensa, en la que aparecen entrecomilladas ciertas afirmaciones como “estar más preocupada por entrar en el PP..” , “no aportar” parecen ser personales y no un interés objetivo por garantizar pluralidad y dialéctica política. Tal vez las razones explicitadas no sean las últimas que le llevan a esta decisión y puede haberlas más prosaicas. El partido de gobierno tiene ya sus representantes y es probable haya algún representante de otro partido que le haga coro; con la misma argumentación sobraría. Y hasta habría quien pudiera pensar si se está haciendo hueco. Por otro lado, afea que a un partido en demolición se le menosprecie. Los concejales de Ciudadanos representan la opción de casi el 9% de los sierenses y hasta nuevas elecciones así es. A ver si va a ser verdad el refrán del árbol caído. Yo no esperaba esa actitud de nuestro regidor, pero últimamente debo andar despistado porque ni por asomo había pensado que el lunes granizos de tamaño de canicas iban a deshacerme todo el huerto. De haberlo sabido...

Compartir el artículo

stats