Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quejas por la saturación de urgencias en el Hospital, que tiene una planta cerrada

Los sindicatos denuncian que una unidad de hospitalización, que dispone de 29 camas, permanece clausurada desde principios de verano

Dos personas se dirigen hacia el área de urgencias del Hospital de Riaño. FERNANDO GEIJO

Pacientes y personal denuncian la saturación del servicio de urgencias del Hospital Valle del Nalón, que tiene una planta de hospitalización cerrada desde principios de verano. Durante los fines de semana se cierra otra, la planta quirúrgica de corta estancia, según aseguraron fuentes sindicales.

Esta unidad quedó abierta ayer por la mañana, cuando los boxes estaban completos e incluso dos de ellos desdoblados. A primera hora de la mañana permanecían en urgencias once pacientes a la espera de que se dispusiese de cama para pasar a planta. La unidad de hospitalización que permanece cerrada desde principios del verano tiene 29 camas.

El año pasado esta planta no se abrió hasta principios del mes de enero, lo que previamente no ocurría ya que entraba en funcionamiento durante el otoño coincidiendo con el pico de la gripe, según aseguraron fuentes sindicales.

La gerencia del área VIII (Nalón) explicó a mediados del pasado mes, cuando el servicio de urgencias había sufrido también saturación e incluso el traslado de cuatro pacientes a otros centros sanitarios de la región, que se ejecutaban obras de sellado con el objeto de mejorar los sistemas de ventilación contra incendios de la instalación.

Obras

Al cierre de la planta de hospitalización se unió entonces el incremento de la actividad quirúrgica, lo que también motivó un mayor volumen de ingresos. Tres pacientes fueron derivados entonces al Hospital Central y otro al Monte Naranco, ambos en Oviedo. La gerencia del área sanitaria del Nalón destacó que los trabajos que se estaban ejecutando para el sellado contra incendios en la planta cerrada permitirían mejorar la seguridad y adaptarse a los criterios de calidad que fija la Joint Commission.

Aludía entonces a una situación de sobrecarga puntual derivada del cierre de una planta quirúrgica y que ante el incremento de la carga asistencial en urgencias, se reforzó el servicio con más personal de enfermería y auxiliares. También pacientes y familiares expresaron su malestar después del tiempo que tuvieron que esperar en el área de urgencias el pasado domingo antes de poder pasar a la planta dado que estaban todas las camas ocupadas.

Compartir el artículo

stats