Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un nuevo recorte en la oferta sanitaria de la comarca

El Hospital se queda sin el programa MIR al no alcanzar los requisitos de Sanidad

El Ministerio impone una actividad difícil de cumplir para un centro comarcal Principado y médicos destacan "la calidad de la formación"

El Hospital Álvarez-Buylla de Santullano (Mieres) será el único hospital del centro de Asturias sin un programa de docencia para Médicos Internos Residentes (MIR). Se trata de un ajuste del Gobierno central que la Consejería de Sanidad del Principado intenta impedir, según informaron fuentes del Sindicato Médico del Principado de Asturias (SIMPA). Aunque la medida afecta a hospitales en todo el país, Asturias sufrirá más este recorte por la dispersión de la población. Si el Ministerio de Sanidad no da marcha atrás, el Hospital de Santullano no recibirá más médicos MIR. Sí seguirán en el centro los residentes que ya están en el programa.

El Hospital Comarcal del Caudal recibía, hasta ahora, ocho MIR para su formación en medicina de familia. No es el único centro de Asturias que se ha visto afectado por la medida. También están en la cuerda floja los programas de docencia MIR en Jarrio (Coaña) y Cangas del Narcea. Estos hospitales no se ajustan a una serie de medidas impuestas desde el Ministerio, que miden la asistencia según una serie de criterios cuantitativos: "No se están teniendo en cuenta criterios de calidad, que son los que realmente deberían interesar", señaló ayer el secretario general del SIMPA, Antonio Matador.

Las exigencias cuantitativas del Gobierno central son difíciles de alcanzar para los hospitales comarcales. Según informaron fuentes oficiales, se requieren un mínimo de diez ingresos al día. También la atención de setenta urgencias al día y quinientos partos al año. El Hospital Valle del Nalón tampoco cumple con estos requisitos, pero ha logrado una exención porque cuenta con una acreditación de calidad: la otorgada por la prestigiosa Joint Commission International.

El Hospital de Riaño se convirtió en 2008 en el único hospital público de España con esta acreditación de la Joint Commission International, una entidad americana con 20.000 organismos acreditados y presente en sesenta países del mundo. La acreditación tiene una duración de tres años y el Valle del Nalón lo ha conseguido ya en tres ocasiones: 2008, 2011 y 2014. Para alcanzar la credencial, el Hospital se somete a una evaluación externa e independiente de todo el centro. Así prueba que cumple niveles óptimos de calidad, tomando como referencia unos estándares derivados del consenso científico y técnico.

La calidad es, reiteró Matador, el principal indicador a la hora de elegir los hospitales que forman a los médicos. Según el representante sindical, "es cierto que los hospitales que se excluyen no cumplen con los requisitos cuantitativos, pero también es cierto que los hospitales comarcales ofrecen una formación personalizada y más directa". "En un hospital más grande hay más partos, es cierto, pero los MIR de medicina de familia tienen más dificultades para acceder a los pacientes y alcanzar cierta autonomía durante su formación".

La supresión del programa, afirmó Matador, tendrá consecuencias para toda la plantilla. Según explicó, "la formación de los profesionales es un aliciente para todos los médicos". "La llegada de nuevos médicos supone un esfuerzo y, a la vez una motivación, que se percibe en la calidad asistencial", añadió. El SIMPA apoyará a la Consejería de Sanidad en todas las acciones que emprenda para conseguir la supresión de este ajuste.

Compartir el artículo

stats