Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El embalse casín acogerá entrenamientos del equipo nacional de piragüismo

La Federación Asturiana dispondrá de embarcaciones que utilizará solo en el pantano de Tanes y de instalaciones propias para los deportistas

Los piragüistas Saúl Craviotto, Cristian Toro, Marcus Cooper y Rodrigo Germade, durante un entrenamiento del equipo nacional en el embalse de Trasona el pasado verano.

Los piragüistas Saúl Craviotto, Cristian Toro, Marcus Cooper y Rodrigo Germade, durante un entrenamiento del equipo nacional en el embalse de Trasona el pasado verano. RICARDO SOLÍS

El embalse de Tanes será escenario de entrenamientos del equipo nacional de piragüismo además de ser utilizado por clubes de la región. El presidente de la Federación Asturiana de Piragüismo, José Avelino Morís, aseguró que se prevé que la selección nacional pueda acudir en alguna ocasión para desarrollar sesiones de preparación en el pantano casín una vez se autorice de forma definitiva la navegación.

En el espacio del parque natural de Redes, solo se podrán utilizar cautivas, es decir, que en el embalse solo se podrán utilizar las embarcaciones del propio pantano. Por eso, la Federación regional, que se reunió con Cadasa, dispondrá de "entre nueve y dieciocho piraguas" que podrá utilizar clubes de la región que deseen utilizar las instalaciones y el equipo nacional, indicó Morís. Estarán de forma permanente en el embalse de Tanes.

La Federación Asturiana de Piragüismo tiene previsto construir un edificio, con instalaciones para que descansen los deportistas y un hangar para guardar las embarcaciones. Aún no se ha decidido el lugar exacto en el que se levantará la construcción que se diseñará en consonancia con el entorno paisajístico y que no estará en la zona de cola del pantano.

Morís subrayó que el embalse de Tanes tiene "muy buenas condiciones para practicar el piragüismo". "Es un sitio envidiable aunque hay varias restricciones al utilizarse el agua para el abastecimiento del área central", afirmó el presidente de la Federación Asturiana de Piragüismo. La navegabilidad en el pantano casín está pendiente de que el Principado apruebe el decreto que lo autorice. Un trámite para el que la Consejería de Medio Ambiente no ofreció fecha y que el PP reclamó en el último pleno de la Junta General que se lleve a cabo antes de que finalice el mandato.

El embalse de Tanes estará abierto a canoas y embarcaciones a vela y de pedales. Habrá un máximo de un centenar, pero el pantano podrá acoger de forma simultánea a 42 embarcaciones. Entre las prohibiciones se establece que no será posible el baño y no se permitirá usar barcas ajenas a las que alquile la futura concesionaria y a las de la Federación de Piragüismo para evitar la contaminación con especies como el mejillón cebra. La navegación sigue prohibida en el pantano de Rioseco.

Compartir el artículo

stats