Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

AVELINO PÉREZ | Histórico socialista, presentó "Testimonios y vivencias de un socialista iluso"

"La reconversión fue una estrategia errónea al tirar por las prejubilaciones"

"Fernández Villa fue tremendamente influyente en la política y no me esperaba su final; demuestra que estábamos muy mal representados"

El histórico socialista Avelino Pérez, en su domicilio de Langreo.

El histórico socialista Avelino Pérez, en su domicilio de Langreo. VIVAS

Fue diputado nacional, regional y secretario general de UGT en Asturias, además de minero, una profesión que sólo abandonó en sus años de diputado nacional. Y todo eso después de haber estado varios años en el exilio. El histórico socialista Avelino Pérez acaba de presentar su libro de memorias, "Testimonios

- ¿Por qué se autodenomina como un "socialista iluso"?

-Me lo llamó hace años uno de El Entrego que estaba conmigo en Izquierda Socialista y se fue con José Ángel Fernández Villa. Me dijo, "tú eres un socialista iluso, contigo tengo que bajar a la siete de la mañana a picar carbón todos los días y con Villa duermo en la cama hasta las once de la mañana, no asumo ningún riesgo y gano más". En mi caso gana la ilusión frente a la picardía y el oportunismo, por eso me quedó retenida esa frase en la memoria.

- ¿Ha cambiado mucho el socialismo en estos años?

-Bueno, el socialismo y el partido (PSOE) cambia en función de los usos y costumbres de los pueblos, porque todo evoluciona. Pero la socialdemocracia tiene una base social con sentido si se preocupa del estado del bienestar, de generar empleo, de reducir al máximo las desigualdades y que no haya miseria ni mendicidad con una clase trabajadora media fuerte.

- ¿Cómo ve la formación de Gobierno de Pedro Sánchez?

-El resultado de las elecciones está ahí. El PSOE sigue siendo el partido más votado, a pesar de que perdió diputados. Y tiene que haber una investidura, para eso hay que incidir en la responsabilidad de los representantes del pueblo. Es una vergüenza que llevemos cuatro elecciones y que haya que volver a repertirlas. Los problemas y necesidades del pueblo no tienen que estar sujetas a caprichos de las personas, está por encima de las ideas y del partidismo. Hay que reformar la Constitución y los tribunales superiores, que no son de izquierdas o de derechas, sino de responsabilidad de todos.

- De momento, Sánchez parece estar a expensas de los independentistas para ser investido, ¿cómo aprecia el conflicto de Cataluña?

-El tema catalán tiene que tener una solución política, no puede ser judicial. Hay que buscar fórmulas, porque antiguamente el espíritu del PSOE era pasar de un estado de las autonomías a uno federal y solidario. Los usos y costumbres de cada territorio, catalán, gallego, andaluz, son culturas locales que hay que respetar, pero la convivencia tiene que prevalecer por encima de todo, y el espíritu de solidaridad. No pueden enriquecerse unos y empobrecerse otros. Y tal como estamos en una economía globalizada, donde las fronteras no existen, o construimos Europa o vamos de culo, sino, los chinos, los indios, nos comen vivos. Europa es la generadora de liberalismo, de la democracia y las libertades, y tiene que ser económicamente un grupo homogéneo. Tenemos que construir Europa económica y políticamente.

- Mientras se negocia con los independentistas, el PSOE ya tiene el apoyo de Unidas Podemos.

-A mi juicio, fue innecesario celebrar elecciones. Hemos perdido el tiempo para hacer un pacto con lo mismo que estaba sobre la mesa tras los anteriores comicios.

- Hay otras voces que hablan de un acuerdo del centro-derecha.

-Es algo imposible, lo que tiene que haber es apoyos y compromisos puntuales de gobernabilidad, pero no el acuerdo porque no contribuye a resolver con eficacia los problemas que tenemos encima de la mesa. Creía que Ciudadanos iba a ser un partido bisagra, que era necesario e imprescindible para un gobierno de centro, pero no fue posible y desapareció del mapa; pues no hay más remedio que juntarse con lo que tienen voluntad para ello, la izquierda, Podemos, y los partidos nacionalistas.

- Habla de construir Europa, pero hay algunos que están a punto de abandonarla...

-La salida de Reino Unido es inevitable, pero hay que ver qué ocurre con ciertas cosas, como el túnel de La Mancha, que se hizo con fondos europeos, y ¿qué hacemos? ¿Ponemos una aduana? Por su parte, España tiene que hacer eje central con Francia y Alemania, y tener su personalidad, pero no puede ser con un Gobierno en funciones.

- ¿Qué opinión le merece VOX y auge de la extrema derecha?

-Volvemos a los peligros del nacionalismo y del populismo, que fueron los causantes de todas las guerras mundiales. Fueron los que llevaron a la hecatombe de la primera y segunda guerra mundial, y también de la guerra la civil española. El nacionalismo y el populismo, tanto en la izquierda como en la derecha, son un veneno para la sociedad, un peligro para la democracia y la libertad.

- Volviendo a las Cuencas y como minero que fue, ¿cómo ve estas comarcas?

-Conocía perfectamente cómo se estaba desarrollando el tema de la minería en Francia, en Alemania, en Bélgica, y como secretario general de UGT pretendía que se hiciese una reconversión que significase nuevas actividades y formación para reciclarse. En Francia conocí personas que pasaron de ser picadores en la mina a soldadores, ajustadores, electricistas? eso es mucho más sano que estar en el fondo de la mina enfermando los pulmones.

- Pero aquí no se hizo eso.

-Tiraron por las prejubilaciones, incluso con 41 y 42 años; y metieron inmigrantes en subcontratas para sacar carbón más barato con el convenio de la construcción, eso es una contradicción. Lo más grave de todo, es lo que yo me esperaba, que no hubo tal reconversión, que las comarcas mineras perdieron la mayor parte de su población, alrededor de 140.000 habitantes, los prejubilados se fueron de Asturias prácticamente todos, y las comarcas mineras quedaron desiertas. ¿No hubiese sido mejor ir cerrando las minas y creando otro tipo de actividades con las personas que trabajaban en ellas? No vamos a reconvertir a una persona con 55 años, pero sí antes de los 55. Eso no fue posible y llevaron una estrategia a mi juicio totalmente errónea que nos llevó a esta situación.

- ¿Pero hay solución?

-Hay que intentarlo siempre y es una solución política. Cuando se planteó esta reconversión, a los vascos y catalanes les fue muy bien, cogieron todo el dinero, miles de millones que dio el Gobierno central; pero aquí no fue posible, ni sindicalmente ni políticamente. Eso hay que retomarlo y a ver con la ayudas de la UE para que resurjan nuevas actividades en las comarcas mineras.

- En todo este entramado hay una persona que tuvo mucho que decir, José Ángel Fernández Villa.

-Quiero dejar claro que en política no hay cuestiones personales, Fernández Villa se hizo con el poder político en Asturias a través del sindical con la minería. Fue tremendamente influyente en la política del partido. Siempre estuve contra esa estrategia para las Cuencas, lo que yo no me esperaba ni me imaginé nunca, es que esta gente que lideró y participó en esta estrategia iba a terminar como terminó. Eso demuestra que estábamos muy mal representados.

- ¿Qué opina del presidente del Principado, Adrián Barbón?

-Ya lo dije en la presentación del libro, donde vino a acompañarme, creo que cualquier otro de los anteriores presidentes no hubiese estado allí, y se lo agradecí enormemente. También a las otras personas que estuvieron como la delegada del Gobierno o la alcaldesa de Langreo. No me esperaba eso porque este libro no lo escribí ahora, lleva nueve o diez años por ahí escondido.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats