Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pozo Carrio explota su futuro

Al laboratorio de seguridad contra explosiones que se instalará en la mina lavianesa se unirán un área industrial y el uso de la geotermia

Las instalaciones del pozo Carrio, propiedad de Hunosa, que acogerán un laboratorio de seguridad contra explosiones. Rodríguez

Las instalaciones del pozo Carrio, propiedad de Hunosa, que acogerán un laboratorio de seguridad contra explosiones. Rodríguez

Pola de Laviana,

M. Á. GUTIÉRREZ

El pozo Carrio quiere explotar sus posibilidades de futuro. La mina lavianesa cesó su producción de carbón el 31 de diciembre de 2018. Inició entonces su proceso de clausura, poniendo la vista en nuevas posibilidades de desarrollo que han comenzado a definirse en el último mes. Un laboratorio de ensayos de seguridad contra explosiones, un área empresarial y el aprovechamiento del agua del pozo para dar forma a una red de geotermia son los proyectos que hasta ahora se han puesto sobre la mesa.

Hace unos días, Hunosa y el Laboratorio Oficial José María de Madariaga (LOM) anunciaron que habían alcanzado un acuerdo para desarrollar en las instalaciones del pozo un laboratorio de seguridad contra explosiones. Se trata de un centro destinado a llevar a cabo ensayos y otros trabajos de investigación sobre deflagraciones en entornos de atmósferas explosivas.

Las dos entidades ya tenían un convenio previo de colaboración en el que ahora se profundiza. El Laboratorio Oficial Madariaga es la institución de referencia en España en materia de aparatos y sistemas de protección para uso en ambientes con atmósferas potencialmente explosivas, un campo en el que, a través de su filial Sadim, también trabaja Hunosa. "Además de una referencia en cuanto a la certificación y realización de ensayos en dicho campo, el LOM es también el órgano científico técnico especializado de la Administración General del Estado, encargado de prestar asesoramiento y asistencia técnica en materia de seguridad industrial y laboral en el campo de competencia legislativa de la Dirección General de Política Energética y Minas", indicaron entonces desde la hullera.

El acuerdo tendrá una duración de cuatro años con posibilidad de prórroga por otros cuatro. El personal de Hunosa participará tanto en el mantenimiento de las instalaciones como en los trabajos y ensayos que se lleven a cabo en el centro.

Tras la firma del acuerdo, la empresa pública Hunosa dejó claro que el proyecto no interferirá en otras iniciativas. De hecho, expuso que paralelamente al desarrollo del proyecto del laboratorio, se destinará el resto de las instalaciones del pozo Carrio a suelo industrial "poniéndolo a disposición de las empresas que quieran desarrollar sus proyectos en este enclave".

El alcalde de Laviana, Julio García, y el presidente de Grupo Hunosa, Gregorio Rabanal, ya habían acordado dar este nuevo uso al suelo del pozo en la reunión celebrada en el Ayuntamiento lavianés a mediados de septiembre. En ese encuentro, el presidente de Hunosa expuso, por un lado, la intención de explorar la posibilidad de aprovechar el agua con la que se inunde el pozo para crear una red de calor a través de la energía geotérmica. Asimismo, trasladó al alcalde la plena disponibilidad de las instalaciones para su uso como suelo industrial.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats