Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Morcín adquiere las tolvas del Monsacro tras abonar 50.000 euros a Hunosa

El Ayuntamiento adecua la parcela como aparcamiento a la espera de encontrar un uso para el inmueble que iba a albergar el Museo de los Quesos

Las tolvas del Monsacro, donde se iba a ubicar el Museo de los Quesos de Asturias.

Las tolvas del Monsacro, donde se iba a ubicar el Museo de los Quesos de Asturias.

El Ayuntamiento de Morcín ha añadido a sus propiedades el equipamiento de las tolvas del Monsacro tras el acuerdo que había cerrado con su anterior propietario, Hunosa. Así, el Consistorio abonó los 50.000 euros que se habían pactado para hacerse cargo de estas instalaciones que en el pasado se diseñaron

¿Y ahora qué? El Pleno municipal aprobó consultar a los propios vecinos sobre los usos que se podrían dar a este inmueble ubicado en la localidad de La Foz y en el que se gastaron un millón de euros de fondos mineros. García admitió que “no hemos recibido muchas propuestas sobre qué hacer con las tolvas, es un tema complejo tener una infraestructura como ésta sin saber qué hacer con ella”.

De momento, el Ayuntamiento pretende dar un pequeño uso a la parcela donde se ubica el inmueble. El objetivo es adecuar el terreno para habilitar un aparcamiento. “Poco a poco intentaremos adecuar la parcela”, aseguró el regidor morciniego. Lo que sí queda totalmente descartado es su utilización como museo. “Como museo no tiene viabilidad”, había asegurado el propio García, dando cuenta de la importancia de la participación ciudadana para decidir los usos de centro. Tampoco se descarta la participación privada, en el caso de que nazca algún proyecto. Entonces, “estudiaríamos también la propuesta”.

El fallido Museos de los Quesos de Asturias se construyó en 2008 sobre las tolvas del Monsacro. Tuvo una inversión de más de un millón de euros, con cargo a los fondos mineros. Al término de la construcción del inmueble, estaba previsto asignarle otra partida de 800.000 euros para su equipamiento. Tras la anulación por parte del gobierno del PP de las partidas para la reactivación económica todo quedó paralizado. Desde entonces se barajaron varios proyectos para darle uso. Desde una Fundación público-privada, que incluyese a administraciones públicas pero también a las empresas lácteas asturianas hasta la posibilidad de buscar financiación íntegra del sector privado, nada llegó a buen puerto.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats