Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Freno a las carreras ilegales en Mieres: un radar municipal controlará la velocidad

El dispositivo comprado por el Ayuntamiento rotará por el concejo, con especial atención a los tramos problemáticos señalados por los vecinos

Una señal de un radar, ya fuera de servicio, en la travesía de Bazuelo, una de las zonas más habituales de controles.

Una señal de un radar, ya fuera de servicio, en la travesía de Bazuelo, una de las zonas más habituales de controles.

El Ayuntamiento de Mieres ha comprado un radar móvil con el que pretende, además de mejorar en general la seguridad vial en el concejo, incrementar el control en aquellas vías que los vecinos señalan como escenario de “carreras ilegales”. La adquisición del dispositivo permitirá a la Policía Local tener total autonomía a la hora de realizar controles, sin depender, como hasta ahora, de la cesión de un equipo por parte de la Dirección General de Tráfico.

El uso más frecuente del radar para erradicar las carreras ilegales de coches en varias zonas del concejo es una reivindicación del movimiento vecinal. Son varios los “circuitos” que actualmente hay en Mieres: en el polígono de Gonzalín, en Santa Cruz, en el valle de Turón y en el alto de El Padrún, según la denuncia de los vecinos de La Rebollá.

Las asociaciones vecinales se vienen quejando periódicamente. En Figaredo, por ejemplo, han solicitado al Ayuntamiento de Mieres más controles de velocidad en la carretera de Turón. En este caso concreto, el movimiento asociativo ha demandado en numerosas ocasiones al gobierno local que intercediese ante la Dirección General de Tráfico (DGT) para que se instale un radar permanente. El punto más conflictivo se encuentra entre las localidades de Lavandera y Peñule. La asociación local recuerda que en este punto han tenido lugar varios accidentes durante los últimos años, “con dos víctimas mortales”. Al tiempo, vecinos de la Avenida de Sama, carretera próxima a Requejo que canaliza el tráfico hacia la zona alta del valle de San Juan y Langreo, presentaron este verano 300 firmas en el Ayuntamiento para reclamar controles y otras medidas de seguridad “ante el incremento de carreras ilegales” y excesos de velocidad.

La adquisición, ya cerrada, del radar móvil permitirá al Ayuntamiento planificar los controles según las necesidades y problemáticas que se detecten. El dispositivo rotará por todo el concejo a lo largo del año. Hasta ahora, la presencia del radar de la DGT era periódica. Por ejemplo, el dispositivo estuvo en Mieres durante los meses de octubre y noviembre del año pasado verificando el cumplimiento de los límites de velocidad en los puntos señalados como más conflictivos del concejo.

El resultado dejó 350 sanciones en 24 días de vigilancia. Este radar de la DGT solo ha estado a lo largo de los últimos años activo en Mieres puntualmente. Se han sancionado infracciones graves, como es el caso de turismo que fue registrado por encima de los cien kilómetros por hora en la avenida del campus.

Compartir el artículo

stats