Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lena aprueba al fin la urbanización de Villallana y asegura más de 300 empleos

La CUOTA da luz verde al plan que legaliza la situación del polígono y su convenio de fondos mineros ya está listo, con una inversión de 5 millones

El paseo fluvial de Villallana, con el polígono al fondo. | Luisma Murias

El paseo fluvial de Villallana, con el polígono al fondo. | Luisma Murias

Paso al frente por el empleo en Lena. El Ayuntamiento aprobará hoy definitivamente en el Pleno la urbanización del polígono de Villallana, y asegurará así trescientos puestos de trabajo en el concejo. Son los que suman las empresas Asturiana de Laminados (Asla) y Rioglass, asentadas en el área industrial desde el último mandato socialista en el concejo (año 2010). La CUOTA (Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio) ha dado el visto bueno a la actuación, que cuenta con cinco millones de euros de los fondos mineros comprometidos. El convenio ya está listo.

“Supone una muy buena noticia para el concejo, que lleva décadas esperando por esta actuación”, afirmó ayer la alcaldesa de Lena, Gema Álvarez (IU). Y añadió: “Este paso adelante tan importante para nuestro tejido industrial es, sin duda, el fruto que recogemos de muchas cosas bien hechas”.

La primera, la de adaptarse. Porque el polígono de Villallana fue proyectado para una realidad que ya no existe. Estaba previsto que la urbanización contara con quince millones de euros, que se quedaron en el tintero por los retrasos en la compra de terrenos y otros tramites. Incluía la construcción de una glorieta elevada y la urbanización de suelo para el asentamiento de más empresas.

“Con la crisis económica, la mayoría de las empresas interesadas en asentarse en el área industrial dieron marcha atrás. No porque se fueran a otro municipio, sino porque fueron proyectos que no salieron adelante”, matizó Gema Álvarez. Así que el Ayuntamiento de Lena, ya gobernado por IU pero con Ramón Argüelles al frente, buscó una solución.

Tras una serie de reuniones con el anteriormente nombrado instituto del carbón, contra todo pronóstico, hubo un acuerdo. Pactaron la redacción de un proyecto “más modesto” y ajustado a la demanda que dejó la crisis económica de 2009. Este nuevo plan para la urbanización incluye los viales para la entrada y salida de vehículos y camiones, una glorieta para la correcta ordenación del tráfico y no hay sitio para más empresas. “El área industrial está ya completo con las compañías que llevan años trabajando en él. Esta actuación es una antigua reivindicación de los empresarios que, por fin, hemos podido sacar adelante”, afirmó la Alcaldesa.

La empresa Asturiana de Laminados, Asla, es la que ocupa un mayor porcentaje de los terrenos. La compañía acometió una ampliación hace algo más de un año. El pasado febrero, comenzó a producir con treinta empleos. Es una nave anexa a la matriz, donde se producen bobinas de cinc y se albergan 20 millones en maquinaria y tecnología. Se trata de una nueva línea de acabados “única en el mundo”. Según explicó el presidente de Asla, Macario Fernández, no solo se pintan las bobinas, sino que también se hace un trabajo de prepintado sobre el cinc.

El Pleno de Lena, que se celebrará hoy, dará el visto bueno al punto “aprobación definitiva del modificado del plan parcial del área industrial de Villallana”. Será, sin lugar a dudas, el acuerdo más esperado. Pero no es el asunto más polémico. El Partido Popular de Lena ha presentado una moción para debatir sobre las declaraciones del diputado de Podemos, Francisco Palacios, en relación al brote de covid-19 que se declaró a finales del año pasado en la residencia gestionada por la Fundación Canuto Hevia.

Compartir el artículo

stats