Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hunosa actúa sobre 70 agujeros de minas para mejorar la seguridad y evitar accidentes

La hullera detectó en poco más de un año más de un centenar de huecos abiertos derivados de la actividad extractiva, especialmente en montaña

Vecinos denunciando la presencia de agujeros en  la zona de acceso a La Carisa.

Vecinos denunciando la presencia de agujeros en la zona de acceso a La Carisa.

El rescate de un perro que cayó en un hoyo.

No resulta extraño para los vecinos de las comarcas mineras que en un paseo por el cualquier monte parezca de la nada una bocamina o un gran hoyo de alguna de las decenas de explotaciones que horadaron el territorio durante los últimos dos siglos. Unos elementos que pueden ser muy peligrosos para la integridad de las personas. Por ello, Hunosa puso en marcha en 2019 un plan de Gestión de Riesgos de Huecos Mineros. En poco más de un año, la compañía pública ha localizado 119 huecos de diverso tipo, derivados todos ellos de la actividad minera en los concejos donde la empresa ha tenido explotaciones la cuenca central de Asturias. Colectivos vecinales habían reclamado la elaboración de este estudio y la señalización de los agujeros.

La empresa contó en este plan con la colaboración de los ayuntamientos y otras administraciones, así como de ciudadanos particulares. Tras recibir información por parte de todos ellos, Hunosa ya ha actuado en 70 puntos, “bien colocando barreras perimetrales que impiden el paso a personas y animales o bien clausurando completamente el hueco, dependiendo de su tipología, riesgos detectados y localización”, tal y como explicaron desde la propia empresa estatal.

Por municipios, Aller ha sido el que más actividad ha generado para Hunosa, ya que se ha actuado señalizando, mitigando o anulando completamente el riesgo, en 26 huecos. La lista sigue con Mieres, con 20 localizaciones, 14 en el de Lena, tres huecos en el concejo de Laviana, otros tres en el de San Martín del Rey Aurelio, dos en el de Oviedo, uno en el de Siero y uno en Langreo. En estas tareas se han utilizado 6.965 kilos de acero corrugado, 6.500 metros de malla de alambre de 1,20 metros de altura y 400 señales de peligro.

Un agujero procedente de un antiguo pozo.

Fue en octubre de 2019 cuando la dirección del grupo Hunosa aprobó el Plan de Gestión de Riesgos de Huecos Mineros, con el objetivo de “minimizar y evitar los efectos desfavorables que conlleva la actividad minera y, en concreto, los accesos, pozos y labores que comunican el subsuelo con la superficie del terreno”. Los denominados huecos mineros cuya gestión aborda en el plan comprenden desde pozos verticales, hasta chimeneas y coladeros, pasando por cales o “tragues” y galerías y bocaminas.

Este proyecto también incluyó la redacción de fichas de inventario de los huecos mineros localizados y fichas de gestión de los riesgos derivados de cada uno de ellos. Además, la empresa explicó que lleva a cabo un control periódico de aquellos sobre los que se ha actuado ya con el fin de comprobar que los elementos que se han colocado para mitigar el riesgo continúan en buen estado y siguen cumpliendo con su función. En algunas ocasiones, tras realizar la inspección periódica, los operarios han comprobado que el material colocado ha sido sustraído incrementando así el nivel de riesgo del hueco minero.

Las actuaciones que se llevan a cabo van desde el desbroce de la zona para liberar el hueco de la vegetación que lo camufla, la colocación de barreras que impiden el acceso a personas y animales utilizando malla de alambre, la señalización de peligro mediante paneles reflectantes y la clausura del hueco utilizando distintos métodos, dependiendo de su tipología, localización y accesibilidad.

Los huecos mineros objeto del plan de gestión se localizan en su mayoría en zonas de difícil acceso y alejadas de ámbitos urbanos, correspondiendo a la minería de montaña, labores que fueron abandonadas mucho antes de constituirse Hunosa. En aquella época, la normativa y la sensibilidad administrativa respecto a la seguridad y el medio ambiente eran distintas a las actuales, siendo mucho más permisivas a la hora de conceder una explotación minera.

Compartir el artículo

stats