Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trabajadores de Sacyr en el lavadero del Batán anuncian huelga indefinida

Las movilizaciones de la plantilla de la subcontrata comenzarán el próximo 7 de abril

Instalaciones del lavadero de El Batán. J. R. SILVEIRA

Los trabajadores Sacyr Aguas, empresa subcontrata en el lavadero del Batán, en Mieres, iniciarán una huelga indefinida el próximo 7 de abril como respuesta “por la situación de represión y acoso que vivimos por ejercer nuestros derechos laborales”. Así lo explicaba ayer Javier Díaz, presidente del comité de empresa en Sacyr Aguas tras la celebración de una asamblea que contó con el respaldo unánime a las reivindicaciones. La huelga comenzará el 7 de abril, cuando estaba prevista una concentración delante de la sede de Hunosa en Oviedo. A partir de entonces, comenzará una huelga indefinida “hasta que alguien, sea Hunosa, sea el Principado, haga algo para que dejen de ejercer esta presión y acoso sobre los trabajadores”. Díaz también criticó la actitud de la empresa “que nos ha apartado de nuestros puestos, nos persigue por el centro y nos impone sanciones y partes de seguridad sin sentido, sobre todo a los que denunciamos”. Una represión que, como explica, “me hace pensar que no estamos en 2021 sino en 1950”.

El presidente del comité de empresa de Sacyr también reiteró la existencia de una “cesión ilegal de trabajadores que constató inspección de trabajo de forma favorable a nosotros”. La contrata, por su parte, sancionó a siete de sus trabajadores con veinte días de suspensión de empleo y sueldo que, según CC OO de Industria y FICA-UGT, “carecen de cualquier tipo de justificación”. Para los sindicatos, se trata de “una actitud persecutoria que comenzó en el momento en que decidieron denunciar su situación laboral ante la inspección de trabajo que, tras la acción inspectora, se acreditó como cesión ilegal de trabajadores”. Criticando también la actitud de la compañía y asegurando que, de seguir permitiendo este tipo de actuaciones, “así como la persecución sindical a la que están sometidos los representantes de los trabajadores”, emprenderán acciones legales.

Hunosa

Desde la compañía estatal señalan que Hunosa “no ha sancionado a nadie” y que se trata de un asunto entre los trabajadores y su empresa, Sacyr Aguas; totalmente ajena a Hunosa.

También quisieron señalar que, frente a lo argumentado por los sindicatos, “no hay una resolución de la inspección de trabajo, sino que hubo una propuesta de resolución que no llegó a tal porque los trabajadores de la contrata judicializaron este asunto”. En los juzgados, el tribunal “dictó sentencia denegando sus demandas, que se convirtió en firme porque no fue recurrida”.

La protesta


  • Trabajadores. Aseguran que se está viviendo una situación “de represión y acoso” y denuncian la sanción de siete trabajadores durante veinte días, suspendidos de empleo y sueldo, que “carecen de cualquier tipo de justificación”.
  • Medidas. La asamblea de trabajadores de Sacyr Aguas en el lavadero del Batán aprobó por unanimidad iniciar una huelga indefinida a partir del próximo 7 de abril. Ese día, además, se celebrará una concentración. Desde Hunosa se responsabiliza de la situación a la empresa subcontrata.

Compartir el artículo

stats